Alimentos orgánicos, no es para tanto

Para ser considerado orgánico, un alimento tiene que crecer en un suelo y con agua completamente libres de contaminantes, como pesticidas, y de aplicaciones de ingeniería genética. Desde hace unos cuantos años, la moda de los productos orgánicos ha creado un mercado de dimensiones bastante respetables y que alcanza ventas de miles de millones de dólares.

Los consumidores de productos orgánicos buscan mantener su salud y preservar el medio ambiente, se pretenden más educados y sensibles hacia las cuestiones de la naturaleza. Es de notar que este tipo de productos son bastante caros, por lo que su consumo da un cierto toque de sofisticación.

Sin embargo, tales productos también tienen detractores y los resultados de un estudio publicado en la revista %u201CNew Scientist%u201D parecen darles más argumentos para oponerse a la producción de alimentos orgánicos. Un equipo de investigadores del Centro Federal para la Investigación en Nutrición, ubicado en Detmold, Alemania, encabezado por Christian Zörb, comparó el contenido nutricional de algunos alimentos cultivados tradicionalmente y otros de los llamados orgánicos.

Los resultados demostraron que, químicamente, ambos tipos de alimentos son casi idénticos. De 55 organismos analizados, sólo cinco mostraron una diferencia de contenido. Ninguna diferencia logró ser tan grande como para alterar el sabor o el valor nutricional de los alimentos. El experimento será repetido en distintos tipos de alimentos para validar los resultados.

A decir de algunas personas, la comida orgánica sólo cubre alguna necesidad emocional de la gente que la compra. Algunos de ellos piensan que realmente están consumiendo mejores productos, lo cual, al parecer, no es del todo cierto.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Escándala y Sandoz México presentan campaña “PrEPárate para el VIH”

Los registros de casos de VIH en México comenzaron oficialmente en 1983, ese año se …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *