Tomar medidas preventivas en pacientes transplantados , es indispensable.

De acuerdo con el Centro Nacional de Trasplantes (CENATRA), en el 2009 se realizaron en México 2,295 trasplantes de riñón. 

Este año, bajo el marco de la celebración de la Semana Nacional de Trasplantes, México celebrará el Bicentenario de su Independencia con el reporte de 12,636 personas en la lista de espera de un órgano en el CENATRA, de las cuales 6,189 están esperando un riñón. Esto significa que ahora éste es el órgano con mayor demanda en la lista de espera, dejando en segundo lugar a las córneas. 

El trasplante es la transferencia de un órgano o de un tejido de un individuo a otro para reemplazar su función. En el caso de pacientes con Insuficiencia Renal Crónica, el trasplante de riñón es una solución crucial, pero ¿es la etapa final del padecimiento? No necesariamente, pues es importante conocer que la recuperación de la salud de un paciente trasplantado depende de muchos cuidados, entre ellos, la prevención del Citomegalovirus (CMV). 

Medidas de Prevención de CMV en un paciente trasplantado

El Citomegalovirus (CMV), foco de atención en un trasplante, es una forma de herpes-virus cuyo nombre alude al aumento de tamaño que se observa en las células infectadas como producto del debilitamiento del citoesqueleto. 

La infección por CMV ocurre en más de un 40 por ciento de los receptores de trasplante de órganos y es responsable de un número sustancial de muertes en estos pacientes. La enfermedad afecta al trasplante de órganos causando daño directa e indirectamente y desarrollando infecciones por patógenos oportunistas. 

%u201CEl CMV es el agente infeccioso más importante entre los receptores de trasplante renal debido a que el síndrome y la enfermedad aumentan la probabilidad de rechazo y la mortalidad de estos pacientes. Un esquema preventivo adecuado contra la infección por CMV durante 200 días con Valganciclovir es fundamental para disminuir dichos riesgos y así, ofrecer una mayor calidad de vida para los pacientes%u201D, comentó el Dr. Francisco Monteón Ramos, nefrólogo del Hospital México 

Americano de la Ciudad de Guadalajara, Jal. 
Este virus existe en el cuerpo en un estado latente o inactivo, no obstante, entre los individuos con sistemas inmunes deteriorados %u2014 como es el caso de los pacientes que tras un trasplante han de recibir inmunosupresión o aquellos con VIH / SIDA%u2014, el virus puede llegar a activarse y causar la enfermedad generando el rechazo del órgano trasplantado, mermándolo y muchas de las veces, cancelando todo el proceso de recuperación del trasplante. 

Cabe mencionar que en el caso del trasplante de riñón, la consecuencia directa de la activación del CMV es la pérdida del trasplante, lo que en el mejor de los casos provoca que el paciente regrese a su estadía de diálisis peritoneal, sin embargo, el órgano donado se pierde. 

Si desea más información, ingrese a la página www.anemiaworld.com.mx o llame al 01 800-00-76243. 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

“Siempre busqué proteger a los niños”: Sra. María Luisa Bastar de Abreu, Fundadora de la FHRM

“La hemofilia no se cura, pero se puede vivir dignamente con ella; con un diagnóstico …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *