Alpiste, nutriente importante en la alimentación de los niños.

  • Consumir habitualmente alpiste facilita la eliminación de lípidos de la sangre y ayuda a reducir  los niveles de colesterol

La Delegación Estado de México Poniente, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), a través del Área de Nutrición del Hospital de Gineco-Obstetricia (HGO) No. 221, recomienda incluir en la alimentación de los niños el alpiste, ya que, éste contiene elevados niveles de proteínas y fibras que facilitan la eliminación de líquidos en el organismo y aceleran los procesos digestivos. 

El alpiste es un cereal que por sus propiedades nutritivas es benéfico para la salud, además de ser rico en proteínas vegetales, facilita la reducción del contenido de lípidos en la sangre, ayuda a bajar el nivel de colesterol y disminuye el riesgo de sufrir alguna enfermedad cardiovascular. 

Esta semilla posee entre sus componentes, ácidos salicílico y oxálico, los que eliminan el exceso de algunos tipos de lípidos como el colesterol, triglicéridos y lipoproteínas que se encuentran en el corazón y los vasos sanguíneos. 

En su composición, presenta una gran cantidad de almidón, sustancias nitrogenadas y resina, enzimas ideales para desinflamar órganos internos como el hígado, los riñones y el páncreas; el alpiste, es un regenerador pancreático muy efectivo, por lo que  ayuda en el tratamiento de la diabetes, también sirve como defensa para la cirrosis al desinflamar el hígado y aumentar el conteo de hepatocitos (células propias de este órgano). 

Contiene lipasa, enzima que facilita la depuración de grasas nocivas en las venas, arterias, como un remedio extraordinario contra la obesidad, sobrepeso, celulitis y el abdomen abultado; recarga los riñones de enzimas, eliminando el exceso de líquidos. 

La Phalaris Canariensis, nombre científico de la semilla del alpiste, tiene propiedades demulcerantes, lo cual significa que ejerce una acción protectora sobre alguna superficie, debido a esto, se puede utilizar para tratar faringitis y resfríos con tos dolorosa.  

Dentro de su aplicación externa, sirve para sanar afecciones dermatológicas por ser fuente de antioxidantes que previenen el envejecimiento y el desgaste prematuro de la piel; así que resulta benéfico para el ser humano en todas sus edades.  

La manera más común en que se puede preparar el alpiste es en malteadas, siguiendo este procedimiento: dejar remojando durante doce horas unas seis cucharadas de semillas de alpiste en un litro de agua; luego, eliminar el agua en donde se remojaron las semillas; después, separar las semillas y licuarlas con un litro de leche de preferencia descremada o de soya; se puede endulzar con miel o concentrado de vainilla. 

Los especialistas recomiendan preparar esto antes de que los niños entren a la escuela ya que por sus propiedades de carbono inhibe el apetito durante el día, evitando el consumo de alimentos chatarra. 

Es importante señalar que el consumo de esta semilla no sustituye ningún tratamiento farmacológico, por lo que los nutriólogos del HGO No. 221, recomiendan sólo incluirlo dentro de la alimentación diaria, de preferencia durante el desayuno. Cuando se indica como consumo terapéutico, se puede llegar a consumir dos o tres veces al día. 

Las aportaciones de la semilla del alpiste resultan muy efectivas para la prevención en casos de gota, edemas que ocasionan la hinchazón de diferentes partes del cuerpo como pies, piernas, manos y párpados, infecciones en vías urinarias, gastritis y úlceras gástricas, cada vez más frecuente entre los adolescentes y jóvenes. 

Con acciones como ésta el Instituto Mexicano del Seguro Social a través de la Delegación Estado de México Poniente, refrenda su compromiso de informar a la sociedad acerca de cómo mantener una vida sana preservando la salud y el bienestar de cada persona. 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Desarrollan plataforma digital CovidUTI para fortalecer atención y capacitación médica

El Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y el Instituto Nacional de Ciencias Médicas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *