Con programa institucional para diabéticos, el IMSS evita complicaciones como la retinopatía.

Para estabilizar el metabolismo de los pacientes diabéticos, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) aplica un Programa Institucional a fin de evitar o retrasar complicaciones visuales como la retinopatía diabética. Ello, debido a que, de acuerdo con las estadísticas, los pacientes con 10 años de evolución de diabetes desarrollan, hasta en 60 por ciento, algún grado de retinopatía, cifra que se eleva al 90 por ciento en pacientes con 20 años. 

En las clínicas del IMSS se practica un examen de detección o identificación temprana de retinopatía diabética, debido a que este padecimiento es la principal afectación visual provocada por la diabetes. En la mayoría de los casos, los síntomas son escasos o nulos, por lo que los derechohabientes son turnados con el especialista para un examen oftalmológico completo. 

La estrategia de salud, que se lleva a cabo en las más de mil 500 clínicas del Seguro Social, está a cargo de 13 mil 256 médicos familiares que coordinan un equipo multidisciplinario -personal de enfermería, nutrición y trabajo social- para informar, orientar y educar a los derechohabientes acerca de la diabetes y sus consecuencias, además de brindarles atención médica. 

Se organizan reuniones para los enfermos y sus familias, en las que se destaca la importancia de conocer la enfermedad y mantenerla bajo control, informó María Juana Sil Acosta, médico internista adscrita a la División de Hospitales de la Coordinación de Atención Médica del IMSS. 

Destacó que como parte de la educación en materia de diabetes, lo fundamental es que las personas identifiquen los factores de riesgo (presión arterial alta y elevado nivel de glucosa), que pueden desencadenar otras afectaciones en el organismo, como daño en la retina. 

Cuando la persona con diagnóstico de diabetes tipo 2 es referida con el médico oftalmólogo, acude cada semana a consulta, ya que no sólo puede padecer retinopatía diabética, sino otras enfermedades de los ojos que requieren atención inmediata. 

La doctora Sil Acosta precisó que en el caso de la retinopatía diabética, ésta no puede prevenirse, por lo que el mejor tratamiento es mantener un control estricto del metabolismo; es decir, llegar a niveles de glucosa sanguínea muy cercanos a los normales. 

Recordó que en el IMSS se hace la identificación oportuna de casos leves de retinopatía diabética y se brinda el tratamiento adecuado para evitar la pérdida de la agudeza visual. 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Industria biofarmacéutica de innovación está dispuesta a participar en el proceso de compras implementado por la UNOPS.

El pasado 15 de diciembre, la Asociación Mexicana de Industrias de  Investigación Farmacéutica (AMIIF) alertó …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *