Un problema ineludible: la depresión postparto

No es un mito. La depresión postparto es un hecho que experimentan prácticamente todas las mujeres después de parir: “El parto es un evento traumático porque despierta fantasías y ansiedades que causan un gran estrés, y por si fuera poco, la madre experimenta un doble duelo: perder el hecho de sentirse plena porque dentro existe otro ser y porque se pierde un bebé imaginario (fantasear con un hijo con los rasgos físicos y de personalidad ideales que desea la madre) y el contraste con la realidad, cuando el bebé es diferente a lo que se había pensado”, explicó la Dra. Adriana González Padilla, directora de la Licenciatura en Psicología del Instituto en Investigación en Psicología Clínica y Social (IIPCS).

“El nacimiento y el conocer al bebé en la realidad, hace sentir a la madre un vacío y una sensación de pérdida, ya que el nuevo ser es sentido como algo de ella y que después del parto deja de serlo”, sostuvo la especialista. “Así se origina la depresión postparto, la cual se caracteriza por tener una sensación de desaliento, una incapacidad para realizar el nuevo rol materno y la disminución o ausencia del deseo por criar al bebé”.

De ese modo, el trabajo del duelo recaerá en la elaboración de la pérdida del bebé imaginario y en la reparación de la representación materna, en otras palabras: “La madre podrá reparar aspectos de su propia persona, realizar proyectos nunca antes realizados y elaborar un plan de vida realista, lo cual involucra la reorganización de la identidad de la mujer ahora en su nuevo rol de madre”, explica González Padilla.

La especialista indicó que otro aspecto para trascender el problema subyace en que la depresión postparto se comienza a elaborar cuando la madre establece con su bebé una relación similar a la que tuvo con su propia madre: “Inconscientemente, la mujer va incorporando las mismas características de crianza que tuvo con su propia madre. Es una forma de reparar la propia imagen materna en la relación bebé – mamá”, explicó.

“Criar a un bebé evoca sentimientos y recuerdos en la madre que de otra manera no hubieran sido evocados. Los recuerdos o los fragmentos de memoria almacenados en la mamá incluyen lo que la nueva madre experimentó directamente cuando era un bebé, mientras interactuaba con su propia  madre  y la experiencia empática que tuvo con ella”, explica.

En ese momento la madre podrá realizar el Sostenimiento del bebé (abrazo fraternal), la manipulación (el juego) y la realización como madre: “En otras palabras criará al bebé con alegría. De lo contrario, si no se elabora este proceso de duelo, tendremos a una madre fría, distante y que rivalizará con su hijo o hija. En ese momento, la depresión postparto deja de ser un evento momentáneo y natural para convertirse en una patología”, explicó.

La doctora reveló que la duración de este proceso va desde dos a tres meses, y cuando excede este tiempo, es recomendable buscar la ayuda de un especialista. “Puede ser que la nueva madre guarde conflictos y resentimientos muy profundos con la figura materna y le es imposible sentir empatía por su hijo. Lo sano y recomendable es acudir a una terapia para poder solucionar el origen de la patología y facilitar la relación entre madre e hijo”.

Cabe señalar que el IIPCS cuenta con psicólogos expertos en el problema de la depresión postparto: “Si eres una madre que aún no logra sentir alegría al criar a su hijo, es mejor solucionar el problema de raíz, ya que la relación entre madre – bebé es fundamental para el sano desarrollo del ser humano”, concluyó.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

El Dr. Gustavo Lugo Zamudio toma protesta como director del Hospital Juárez de México

En sesión virtual a través de videoconferencia, la Junta de Gobierno del Hospital Juárez de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *