Conoce los beneficios de consumir jugo concentrado de granada.

Sus componentes son ideales para prevenir el cáncer de próstata,
reducir los riesgos cardiovasculares y combatir la enfermedad cardiaca
en los pacientes de diabetes

La granada es una baya globular con una corteza coriácea, el interior
esta subdividido en varios lóbulos que contienen numerosas semillas
revestidas con una cubierta, llamada sarcotesta, de pulpa roja y
jugosa. Es una de las llamadas “superfrutas” por los compuestos
químicos de acción positiva que posee: es rica en antioxidantes y
potasio, calcio, magnesio, hierro, manganeso, cobre, zinc y vitaminas
C, B, E.

El nombre del género, Punica deriva de fenicios, quienes fueron unos
difusores activos de su cultivo, en parte por razones de tipo
religioso. El nombre de la especie granatum deriva del adjetivo del
Latín granatus, que significa ‘con granos’ (debido a las semillas del
fruto/grana: el arma granada más tarde derivaría del nombre de la
fruta). Sin embargo, en el Latín clásico el nombre de la especie era
malum punicum ó malum granatum, en donde “malum” es manzana. Esto ha
influido en el nombre pomegranate ( en inglés), que se le da en muchos
idiomas (ej. alemán Granatapfel, manzana con semillas). Incluso
“pomegranate” tiene este mismo significado; pomum es el nombre en
latín para manzana.

Para prevenir el cáncer de próstata

Ya que el jugo de granada contiene más antioxidantes que el vino tinto
y el té verde, ayuda es altamente recomendable para ayudar a combatir
el cáncer de próstata, una de las principales causas de muertes entre
los hombres en México.

En los hombres con cáncer recurrente de próstata la ingestión de 80
miligramos diarios de jugo de granada por día aumenta el tiempo que se
requiere para que incrementen los niveles del antígeno específico de
próstata, que es una medida de la actividad de tumores.

El jugo de granada contiene numerosos antioxidantes, y sustancias
vegetales parecidas a la hormona femenina estrógeno, llamadas
fitoestrógenos, que pueden cooperar en la lucha contra el cáncer de
próstata.

Al utilizar células de cáncer de próstata humana en la evaluación de
los efectos del extracto del jugo, con diferentes dosis, sobre las
células cultivadas en laboratorio, se ha encontrado un efecto
relacionado con las dosis, es decir, cuanta más alta la dosis de
extracto de granada, más células de cáncer morían.

Auxiliar en la reducción de riesgos cardiovasculares

Además el jugo de granada ayuda a impedir que los depósitos grasos se
acumulen en las paredes arteriales y que mantiene más saludables a las
células de corazón humanas.

Los antioxidantes que se encuentran en el jugo de granada pueden
reducir la acumulación de placa en las paredes arteriales y reducir el
estrés oxidativo de las células endoteliales, las células que recubren
los vasos sanguíneos. Esas células producen óxido nítrico, una
sustancia que ayuda a los vasos sanguíneos a relajarse.

En general, no se sabe exactamente la razón por la cual el jugo de
granada parece proteger las paredes arteriales de los depósitos
grasos, pero se sospecha que la producción aumentada de óxido nítrico
podría jugar un rol, y que los polifenoles (poderosos antioxidantes
presentes en las granadas y otros alimentos) podrían proteger a las
arterias directamente al reducir el estrés oxidativo.

Al respecto los consumidores saben que las granadas son muy saludables
y altas en antioxidantes, pero obtener la dosis necesaria directamente
de la ingesta de la granada puede ser costoso, además de que estos
frutos no siempre son fáciles de hallar, por lo que el extracto o jugo
concentrado puede también ser una excelente opción. “Los fitoquímicos
en las granadas son realmente buenos para nosotros, y sí nos ayudan a
prevenir ciertas enfermedades crónicas como la enfermedad cardiaca y
el cáncer”, comentó Ruiz.

Aliado en el combate a la diabetes

Asimismo, beber jugo de granada podría combatir la enfermedad cardiaca
en los pacientes de diabetes. Un nuevo estudio demostró que los
diabéticos que bebieron jugo de granada durante tres meses tenían un
menor riesgo de arterosclerosis, el endurecimiento de las arterias.
Además, el jugo de granada parecía reducir la absorción del colesterol
malo, LDL, en las células inmunes.

Los diabéticos están en mayor riesgo de arterosclerosis, que
contribuye a la enfermedad de la arteria coronaria, los ataques
cardiacos, los accidentes cerebrovasculares y otros problemas
circulatorios. Estos resultados sugieren que los antioxidantes
presenten en el jugo de granada podrían ser especialmente beneficiosos
porque reducen los riesgos cardiacos que se relacionan con la
diabetes.

“En la mayoría de los jugos, los azúcares están presentes en formas
libres y perjudiciales,” explicó Ruiz. “En el jugo de granada, sin
embargo, los azúcares están adheridos a antioxidantes únicos, que en
realidad hacen que estos azúcares protejan contra la arterosclerosis.”

Los pacientes de diabetes no pueden procesar los azúcares normalmente
y se les recomienda monitorear su ingesta de alimentos y bebidas con
azúcares naturales o procesados, incluyendo el jugo de frutas.  No
obstante, aunque el jugo de granada contiene un nivel de azúcar
similar al de otros jugos de frutas, los azúcares del jugo de granada
no empeoran los marcadores de diabetes, como los niveles de azúcar en
la sangre de los pacientes diabéticos.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

“Cáncer en México, cómo enfrentarlo en 2021”

Oncologia.mx.– Los datos sobre la evolución de los padecimientos oncológicos resultan muy relevantes ante el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *