Atención inadecuada de la vasculitis podría ser mortal: IMSS

Sin atención profesional oportuna, las vasculitis pueden inflamar, adelgazar, destruir o estrechar los vasos sanguíneos, lo que dificulta y hasta impide la libre circulación de la sangre, lo que lleva a su rompimiento, causando hemorragias internas peligrosas.

Las vasculitis, especificó el doctor Miguel Ángel Vázquez Zaragoza, del servicio de Reumatología del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, son un grupo heterogéneo de malestares de origen desconocido que se caracterizan por la congestión de los vasos sanguíneos, situación que representa un deterioro agresivo en el organismo que puede resultar mortal.

Sus síntomas, dijo, pueden variar, pero suelen incluir: fiebre, inflamación, dolor, pérdida de peso, lesiones (manchas) en la piel, principalmente en piernas, y sensación de malestar general.

Este problema de salud afecta a nivel mundial entre tres y siete de cada millón de habitantes, principalmente varones en una proporción de tres a uno frente a las mujeres, con mayor recurrencia entre la cuarta y quinta década de vida. En el Hospital de Especialidades CMN Siglo XXI se atiende anualmente un promedio de cien pacientes con esta enfermedad.

En el Seguro Social, la piedra angular del tratamiento está compuesta por los glucocorticoides (hormonas que actúan sobre el metabolismo) y los inmunosupresores (disminuye la actividad del sistema inmunológico)

En este servicio, el IMSS utiliza la clasificación acordada en Chapel Hill, Carolina del Norte, en 1993, que divide las vasculitis en primarias y secundarias; las primeras, asociadas a enfermedades inmunológicas, y las otras, a un padecimiento subyacente como cáncer, artritis reumatoide, lupus, etcétera.

Asimismo, el especialista comentó que hay distintos tipos de afección, que se ordenan de acuerdo con el tamaño del vaso afectado: vasos grandes, mayores de 10 milímetros (aorta y carótidas); medianos, desde 0.3 hasta 10 milímetros, y pequeños, donde la relación es en micras (millonésima parte de un metro).

Entre las mayores están la arteritis de células grandes y la arteritis de Takayasu; la poliarteritis nodosa y la enfermedad de Kawasaki, que corresponden a las de tipo mediano y entre las pequeñas se encuentran púrpura y granulomatosis de Wegener, entre otras.

Las vaculitis de mayor prevalencia en este Hospital del CMN Siglo XXI son la arteritis de Takayasu, una inflamación de la pared de las arterias de gran calibre, cuyas manifestaciones pueden ir desde problemas cutáneos hasta infartos; y la PAN, que afecta arterias de mediano y pequeño calibre.

Algunas vasculitis tienen mayor incidencia en edades infantiles, como la púrpura y la enfermedad de Kawasaki, y pueden afectar la aorta (principal arteria del cuerpo), lo que la hace muy peligrosa.

El Instituto cuenta con los especialistas y la tecnología necesaria para el diagnóstico de esta patología. Entre los exámenes aplicados están biometría hemática, química sanguínea, pruebas de funcionamiento hepático; posteriormente, se recurre a los estudios de gabinete como radiografía, tomografía, resonancia magnética y, muy importante, la biopsia, que permitire un dictamen certero.

A pesar de que su manifestación está generalmente limitada a una zona específica del cuerpo, puede llegar a causar tal daño que obligue a cambiar el estilo de vida del enfermo al afectar corazón, riñón y pulmones; incluso, la incapacidad laboral es muy frecuente por estos padecimientos.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Seis estados del país presentan repunte de contagios de COVID-19

Tras 21 semanas de descenso, Hugo López-Gatell, subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *