Inicio / Nacional / El aumento de enfermedades respiratorias eleva el riesgo de deshidrataciòn

El aumento de enfermedades respiratorias eleva el riesgo de deshidrataciòn

Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) exhortaron a las madres y padres de familia a suministrar a sus hijos los líquidos necesarios durante la presente temporada que registra constantes cambios de temperatura, lo que provoca el aumento de casos por enfermedades como gripe, bronquitis y bronconeumonía. Todas ellas generadoras de una fuerte deshidratación en el organismo.
 
Generalmente, se tiene la creencia de que sólo cuando hace calor (primavera y verano) es momento para consumir muchas bebidas debido a la sudoración excesiva que llegan a tener los menores de edad. Sin embargo, esta misma deshidratación ocurre cuando baja la temperatura porque el cuerpo pierde líquidos.
 
El doctor Mario Polanco Fierro, médico pediatra adscrito al Hospital General de Zona (HGZ) 2 A Troncoso, explicó que un niño debe consumir regularmente de 50 a 100 mililitros diarios de líquidos por cada kilogramo de peso; pero si padece algún problema respiratorio, la cantidad aumenta de 80 a 100 mililitros.
 
Una de las complicaciones que presenta un niño menor de 10 años es la deshidratación, la cual en caso de padecerla, puede dañar el sistema  gastrointestinal, alterar la cantidad de líquidos en el cuerpo, así como ser causante de trastornos neurológicos -como convulsiones- y en los riñones, ya que éstos sufren cuando hay pérdida de líquidos en el organismo.
 
El doctor Polanco Fierro afirmó que los problemas respiratorios frecuentes constituyen el primer grado de deshidratación en los menores de edad, lo que hace necesario que se lleve a cabo una revisión adecuada para evitar que el infante contagie a otros niños.
 
El especialista recomendó a los padres de familia hidratar a sus hijos menores de edad, pues es importante que se encuentren en condiciones óptimas para asistir a clases; en caso de que realicen alguna actividad física, también deben consumir líquidos antes, durante y después del ejercicio.
 
Asimismo, exhortó a los padres de familia para que suministren a sus hijos bebidas con alto contenido de vitamina C, como limón, naranja, mandarina, piña y guayaba, entre otras, que los ayuda a mantenerse hidratados y así prevenir enfermedades.
 
 

Acerca Redacción

También te puede interesar

Semáforo de Riesgo Epidémico se define con 10 indicadores

El semáforo epidémico por COVID-19 es un instrumento que define el nivel de riesgo y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *