Inicio / Noticias / Los bebés que se cuidan en casa de otra persona son propensos a ser niños con exceso de peso

Los bebés que se cuidan en casa de otra persona son propensos a ser niños con exceso de peso

Un estudio reciente sugiere que cuando los bebés son cuidados en casa de otra persona, es más probable que adquieran un peso superior al promedio antes de empezar a caminar.


Investigadores de la Universidad de Harvard informan en la edición de agosto de Pediatrics que los bebés de hasta seis meses que son cuidados en casa de otra persona, en lugar de la propia o de una guardería, tienen más probabilidades de tener sobrepeso.
 
“en el estudio cuando un bebé fue cuidado en casa de otra persona durante los primeros seis meses de vida tenía alrededor de 5 puntos porcentuales más [en las tablas de crecimiento] al año o a los tres años que un niño que comenzó en el mismo punto pero que fue cuidado en casa o en una guardería”, señaló Sara Benjamin, autora del estudio y becaria de investigación de postdoctorado del departamento de medicina de la población de la facultad de medicina de la Universidad de Harvard.
 
Entre el 9 y el 12 por ciento de los niños estadounidenses menores de dos años tiene exceso de peso, según la información de fondo del estudio. El aumento rápido de peso durante los primeros dos años de vida se ha relacionado con el sobrepeso durante la infancia. El aumento rápido de peso en los primeros años de vida incluso se ha relacionado con una mayor presión arterial y respiración sibilante en la infancia y la adultez.
En una muestra aleatoria de 1,138 mujeres, 649 (el 57 por ciento) dejaron a sus bebés en algún tipo de guardería antes de que cumplieran seis meses. Para la mayoría de las familias, el ingreso familiar promedio era superior a los $70,000 anuales.
 
Los investigadores en un principio asumieron que entre más tiempo pasara un niño bajo el cuidado de otra persona durante el día, más pesaba, sin embargo, al analizar los datos como, tiempo que los niños pasaban en guarderías, en casa con una cuidadora, o en casa de otra persona, descubrieron que esta relación solo era significativa cuando el cuidado era proporcionado en la casa de otra persona y que no era un problema si tenía lugar en la casa del niño o en una guardería.
 
Benjamin explicó que si dos bebés habían comenzado en el percentil 50 del peso para su estatura y edad, el que había sido cuidado en casa o en una guardería probablemente permanecía en el percentil 50, mientras que el que era cuidado en la casa de otra persona llegó al percentil 55 del peso.
 
Benjamin señaló que no es muy claro por qué este tipo de atención podría aumentar el peso de los niños. Un factor que podría ser relevante, según Benjamin, es la actividad o inactividad, los cuidados en casa de un vecino pueden reducirse a ver T.V. y no incentivar la actividad del bebé, mientras que en una guardería o en casa propia hay otros lineamientos.
Este estudio muestra que hay que tener reglas muy estrictas para los cuidadores. Establecer límites para el tiempo frente al televisor, prohibir las bebidas endulzadas con azúcar y asegurarse de que los niños tengan suficiente espacio para gatear y con el tiempo caminar. Los cuidadores deben mantener un ambiente estimulante sin televisión y con juguetes o algo que capture la atención de los bebés”.

Artículo por HealthDay, traducido por Hispanicare FUENTES: Sara Benjamin, Ph.D., M.P.H., R.D., postdoctoral research fellow, department of population medicine, Harvard Medical School and Harvard Pilgrim Health Care, Boston; Goutham Rao, M.D., clinical director, Weight Management and Wellness Center, Children’s Hospital of Pittsburgh; August 2009 Pediatrics

Acerca Redacción

También te puede interesar

“Sida: la otra pandemia”

En el marco del “Día mundial del sida”, AHF México se une a la consigna …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *