En el marco de la conmemoración del Día Mundial del Donador Voluntario de Sangre

En México hay alrededor de un millón y medio de personas que donan de sangre al año, de las cuales sólo 3% son voluntarias o altruistas, el otro 97% es de reposición, o sea, porque se solicita a familiares o amigos de pacientes que son sometidos a cirugía, afirmó Julieta Rojo Medina, Directora del Centro Nacional de Trasfusión Sanguínea.
 
Comentó que en México la poca cultura de la donación se debe al temor del pinchazo de la  aguja y falta de conocimiento sobre los requisitos, no obstante, señaló, debe incorporarse en la vida cotidiana, ya que donar es un acto de generosidad para quienes la necesitan.
 
Basta con 480 mililitros de dicho tejido para una donación, misma que se recupera en un periodo de cuatro a seis semanas, un hombre puede donar hasta cuatro veces al año y una mujer, tres.
 
Agregó que dentro de los requisitos para este procedimiento se encuentran:  estar en un rango de edad de 18 a 65 años, no tener caries, tatuajes ni estar tomando medicamentos, mantener una  vida sexual y alimenticia sana
 
En el marco de la conmemoración del Día Mundial del Donador Voluntario de Sangre, Rojo Medina afirmó que las emergencias ginecobstétricas, enfermedades oncohematológicas, accidentes, cirugías programadas y de corazón abierto, niños en tratamiento con radio o quimioterapia, requieren mayor cantidad de sangre.
 
Por su parte, Manuel de la LLata Romero, Director General de la Coordinación de los Hospitales Regionales y de Alta Especialidad, comentó que la sangre es el tejido que más se trasfunde y sólo se obtiene de los  seres humanos.
 
Su utilización adecuada constituye la única alternativa terapéutica que muchos pacientes tienen para sobrevivir, para ello se requiere de donadores inmersos en la cultura de solidaridad con la donación voluntaria.
 
Informó que México ha tenido grandes avances en relación a la regulación a acceso y seguridad de sangre humana y sus derivados, sin embrago, el reto de poder ofrecer servicio a todos los que necesitan el acceso a la sangre aún permanece, es un asunto de cuidado, justicia, responsabilidad social y humanismo.
 
La calidad y seguridad con la que se realizan transfusiones es un gran desafío a vencer, ya que debe ser segura, que no tenga VIH, hepatitis, enfermedad de chagas y otros patógenos mortales, debe sostenerse a través de procedimientos seguros tanto para el paciente como para el donador.
 
En la ceremonia la Directora del Centro Nacional de Trasfusión Sanguínea, en compañía de Francisco Navarro Reynoso, Director General del Hospital General de México, Antonio Abascal Macías de la Gerencia  de Análisis y Dictamen en Servicios de Salud de La Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS), efectuaron la entrega de reconocimientos a donadores voluntarios o altruistas.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

En México, 7 mil 314 personas han sido diagnosticadas con VIH/SIDA durante los primeros trimestres del 2021

La infección por Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) destruye los linfocitos CD4, los cuales tienen como …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *