La intolerancia a la lactosa es una condición que se puede manejar fácilmente

Si bien es cierto que hay personas que no pueden digerir la lactosa y por ello en algunos casos, se recomienda evitar el consumo principalmente de leche, hay algunos factores importantes que debemos considerar antes de tomar la decisión de eliminar o disminuir el consumo de productos lácteos de la dieta diaria. 


Para comenzar, es indispensable saber que la lactosa es un carbohidrato necesario para tener una adecuada barrera inmunológica en el intestino.  Y para que la lactosa pueda absorberse, se requiere de una enzima llamada %u201Clactasa%u201D que el organismo produce de manera natural. Cuando por alguna razón no se produce dicha enzima el estómago no puede digerir fácilmente la leche, causando distintos malestares como: inflamación, diarrea y en algunos casos dolor abdominal. 


Estadísticas señalan que tres de cada diez personas pueden presentar problemas para digerir la lactosa. Se sabe que son diversos los factores que pueden generar una predisposición a este problema, como; el haber padecido una enfermedad gástrica fuerte o haber dejado de consumir lácteos por un periodo largo de tiempo, pero esto no significa necesariamente que todas las personas lo vayan a tener en algún momento de su vida.  


Cabe señalar que regularmente este problema está relacionado con la leche y no con sus derivados como el yoghurt o la crema. 


¿Qué deben hacer las personas que presentan dificultad para digerir la lactosa?




  • Para detectar si existe esta condición, al tomar leche o alguna bebida que la contenga es necesario presentar dos o más de estos síntomas: inflamación estomacal, gases, diarrea y dolor abdominal.



  • Es muy importante no dejar de consumir lácteos, ya que la leche es uno de los alimentos más completos que tenemos al alcance de la mano, debido a que contiene todos los nutrimentos esenciales que requiere el organismo para funcionar de manera adecuada como lo son el calcio, las proteínas, lípidos y carbohidratos además de aportar de manera natural vitaminas y minerales.



  • Considerar que existen opciones como alpura Deslactosada, alpura Deslactosada Light, y alpura 40ytantos, además de yoghurt deslactosado bebible y batido.



  • Por lo general, las personas que no digieren la leche, tienen mucho mejor tolerancia al yoghurt, ya que en este producto, la lactosa está procesada previamente por los lactobacilos, por lo que es de fácil digestión.



  • Verificar la calidad de la leche desde su origen, para asegurarnos que contiene los mejores nutrimentos y que ha sido elaborada bajo los más estrictos estándares de calidad. Los años de permanencia en el mercado y los controles en todos sus procesos de producción también cuenta, como en el caso de alpura, con sus más de 35 años de experiencia produciendo lo mejor.

 
La nutrióloga Valeria Márquez Rubio, Académica de la Escuela de Dietética y Nutrición del ISSSTE, afirma que es indispensable para mantener una dieta equilibrada, incluir todos los grupos de alimentos para que el organismo obtenga la cantidad de nutrimentos que requiere para funcionar de manera óptima.  Por ejemplo, el calcio, las vitaminas y las proteínas que aportan la leche y sus derivados, no los contiene ningún otro alimento, por ello no se pueden sustituir ni mucho menos eliminar de la dieta diaria.  

La intolerancia a la lactosa, definitivamente no debe considerase una enfermedad, sino una condición, que gracias a las opciones de productos que se tienen en el mercado hoy en día, se puede manejar fácilmente y que si alguna persona presenta un malestar digestivo al consumir leche, no es necesario dejar a los lácteos fuera de su régimen sino consumir productos deslactosados, ya que por mucho, la leche es el alimento más completo que tenemos al alcance de todos. 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Sector Salud prioriza detección y atención de violencia de género

Como parte de las actividades por los 16 días de activismo contra la violencia de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *