Una alimentación equilibrada para un sano crecimiento

Cuando se habla de una alimentación equilibrada se refiere al hecho de consumir todos los nutrimentos en diferentes proporciones para que de esta manera los niños crezcan a su máximo potencial. A continuación proporcionamos una guía que le permitirá encontrar el balance perfecto. 


Hidratos de carbono.-  Son la principal fuente de energía, ésta es indispensable pues ayuda a funciones como respirar, jugar, correr hasta para poder digerir los alimentos.  Deben aportar entre el 55 al 60% de las calorías en la dieta.  Se encuentran principalmente en los cereales y si se consumen integrales son una excelente fuente de fibra. 


Lípidos o grasas.-  Estos nutrimentos son de suma importancia. Es un grave error pensar que se deben eliminar, la clave está en saber qué tipo de grasas se consumen. Éstas deben de proporcionar hasta el 30 ó 35% del total de las calorías que se consumen diariamente.   


Si se habla de crecimiento, las grasas son muy importantes ya que aportan energía que los niños usan para aprender y jugar así como para crecer. Son fuente de vitaminas como A, D, E  y K y sin las grasa estas vitaminas no funcionarían. Además protegen los órganos y huesos y ayudan a mantener la temperatura del organismo. 


Recordemos que hay 2 tipos de grasas: 


Grasas insaturadas.- Son de origen vegetal y se encuentran en el aguacate, nueces, aceites vegetales y en alimentos elaborados a base de ellos como la margarina. Adicionalmente, los aceites vegetales son buena fuente de  las grasas esenciales. Este tipo de grasas son aliadas de la salud pues el organismo las requiere para varias funciones importantes pero no las puede producir; de tal manera que se  necesitan consumir a partir de los alimentos.  


Grasas Saturadas.-Son de origen animal y no deben de proporcionar más del 10% del total de grasas. Se encuentran en productos lácteos, manteca, mantequilla, chicharrón, etc. 


Proteínas.-  Deben de proporcionar el 15% de las calorías de la dieta y tienen la función de construir, reparar y mantener todos los tejidos del cuerpo. Se encuentran en leguminosas como el frijol o las lentejas y en los productos de origen animal como pescado, carne, pollo, leche, etc. 


Vitaminas y minerales.-  Se necesitan en pequeñas cantidades, pero no por eso dejan de ser importantes, al contrario, ya que ayudan a que todos los procesos del cuerpo se lleven a cabo. Las encontramos principalmente en verduras y frutas.  
 
Probablemente pueda resultar complicado en esos porcentajes, ya que no vamos al supermercado y pedimos 150 g de lípidos, si no margarina; por lo que hay que traducirlos en alimentos. Para ello es básico conocer %u201CEl Plato del Bien Comer%u201D que ejemplifica gráficamente lo que anteriormente se mencionó.


 


Es posible que tu navegador no permita visualizar esta imagen.


 



Esta gráfica se ha dividido en 3 grupos de alimentos que son los siguientes: 


Verduras y frutas.-Además de color y variedad aportan vitaminas y minerales, además son una gran fuente de fibra especialmente si se consume crudas. La cantidad a consumir es mucha y se recomienda consumir las de temporada pues son de mejor calidad y más baratas. 


Cereales.-Estos representan culturalmente la base de la alimentación de los pueblos, así en nuestro país tenemos el maíz que consumimos de diferentes maneras y típicamente a través de la deliciosa tortilla. Su aporte principal es el de hidratos de carbono y los encontramos en todos los granos como trigo, arroz, maíz y sus preparaciones. El consumo de cereales integrales también aporta fibra. Se deben consumir suficientes. 


Leguminosas y alimentos de origen animal.-Las leguminosas incluyen granos como el frijol, las lentejas, los garbanzos, etc. Estos son la principal fuente de proteínas, hierro, zinc y algunos otros minerales y vitaminas. Se recomienda consumirlos poco. 


Conociendo estas porciones, la salud de la familia y sobre todo la de los pequeños será equilibrada y ayudará a que ellos crezcan sanamente.  

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

En México, 7 mil 314 personas han sido diagnosticadas con VIH/SIDA durante los primeros trimestres del 2021

La infección por Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) destruye los linfocitos CD4, los cuales tienen como …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *