Inicio / Noticias / Se carece de evidencia científica que sustente la legalización de la marihuana

Se carece de evidencia científica que sustente la legalización de la marihuana

Los efectos inmediatos de la legalización es el incremento en su consumo y el tránsito a otras sustancias como cocaína y heroína 
 

Ante la carencia de evidencias clínicas para legalizar el uso médico de la mariguana, la Secretaría de Salud , mediante el Consejo Nacional contra las Adicciones (CONADIC), considera que no debe promoverse la legalización de la cannabis, hasta no contar con evidencias suficientes que sustenten su costo-beneficio.
 
Así lo señaló el Secretario Técnico del CONADIC, Carlos José Rodríguez Ajenjo, en conferencia de prensa, quien puntualizó que debe ampliarse la investigación en este tema, debido a que la que se ha hecho para su uso médico no es contundente y las existentes carecen de consistencia, porque no han mostrado el riesgo-beneficio ni la dosis exacta para producir una respuesta favorable como tratamiento médico.
 
Explicó que se argumenta la legalización de la mariguana para uso médico en preparados especiales que contengan el principio activo, que es el tetrahidrocannabinol o en su forma natural como analgésico o medicación paliativa para el dolor, contrarrestar el vómito, estimular el apetito en pacientes con quimioterapia o VIH, disminuir la presión del globo ocular en glaucoma de ángulo abierto y en esclerosis múltiple.
 
Sin embargo, la mariguana no se reconoce como medicamento y comparativamente con fármacos utilizados para esos padecimientos, no ha demostrado ser similar o superior.
 
Precisó que la mariguana posee efectos negativos serios en la salud mental y el funcionamiento e integridad neuropsíquicos de quien la usa, en particular en la memoria, la voluntad, la velocidad de reacción de las personas y en el pensamiento, sobre todo en menores de 18 años por la inmadurez del sistema nervioso.
 
Aunado a lo anterior, añadió, 90% de los usuarios de mariguana transitan al consumo de otras sustancias más fuertes como cocaína,  heroína y metanfetaminas. Además de que, de legalizarse, se violarían los tratados internacionales como la Convención de Viena sobre Estupefacientes.
 
Rodríguez Ajenjo dijo que los efectos inmediatos de la legalización es el incremento en el consumo de esta sustancia, el tránsito a otras drogas y el incremento de problemas de violencia vinculados con el tráfico y comercio ilegal de otras drogas.
 
Al referirse al consumo problemático de la mariguana y la identificación de las personas adictas como criminales, insistió en que se deben considerar enfermos y no delincuentes, al tener un problema de salud física, psíquica e individual, que tiende a la cronicidad y presenta múltiples recaídas, por lo cual debe recibir un tratamiento eficaz y especializado.
 
La legalización del consumo de mariguana no garantizará que se les otorgue un trato distinto del que reciben los adictos, ya que con frecuencia se les margina socialmente y se propicia su exclusión social y estigmatización.
 
El Secretario Técnico del CONADIC resaltó que para atender este y otros problemas de adicciones, en todo el país se cuenta con 329 Centros de Atención Primaria a las Adicciones (Centros Nueva Vida), que se coordinan con 109 Centros de Integración Juvenil y cerca de 400 de atención especializada públicos, sociales o privados.
 
En ellos se promueve la intervención médica en la etapa de experimentación para evitar que la persona caiga en la adicción, con acciones costo-efectivas, como detección oportuna, consejería, atención congnitivo-conductual y tratamientos breves.
 
Informó que la mariguana es la droga ilegal de mayor consumo: la mitad de las 600 mil personas que tienen problemas de adicción la consume, es la droga de inicio a otras sustancias, debido a que 20% de los jóvenes de 12 a 17 años se les la regalaron, y de los cuatro millones y medio de mexicanos que prueban alguna droga, 46% es mariguana.
 
Por su parte, el director técnico en Adicciones del CONADIC, Armando Patrón, detalló los efectos negativos de la mariguana. Más allá de la dependencia y el síndrome de abstinencia, puede ocasionar muerte súbita, incremento de la impulsividad, reducción de la capacidad de aprendizaje y memoria, y es un factor de riesgo para actividades promiscuas, cirrosis hepática y cáncer testicular.
 
Además, los hijos de madres consumidoras tienen alteraciones de aprendizaje y atención, a pesar de que se interrumpió el uso de mariguana mucho antes del embarazo, señaló. 
  
 

Acerca Redacción

También te puede interesar

Dr. Felipe Cruz Vega es nombrado Presidente de la Academia Mexicana de Cirugía

Por novena ocasión en su historia, la Academia Mexicana de Cirugía será presidida por uno …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *