Inicio / Noticias / Dermatitis por contacto, frecuente consecuencia de los tatuajes

Dermatitis por contacto, frecuente consecuencia de los tatuajes

Remover un tatuaje implica un costo no menor a mil 500 pesos
 
Los riesgos más frecuentes que pueden provocar los tatuajes son la dermatitis, en donde la piel se ve roja, sale agua, tiene costra  o infecciones locales con pus, debido a la presencia de tono en las capas profundas de la piel, es decir, en la dermis, de acuerdo con Rosa María Ponce, Jefa de Servicio de Dermatología del  Hospital General de México.
 
En entrevista, Rosa María Ponce, explicó que un tatuaje es una mancha artificial en la piel, para la cual se utilizan pigmentos de metales de diferente naturaleza, por ejemplo, los colores rojizos contienen óxido férrico, el verdoso tiene cromo, los azules cobalto y el negruzco, derivados de carbono y diferentes pigmentos como caolín, pintura negra y tinta china. Para algunas personas los colores más alergénicos son los verdosos, rojos, y amarillos.
 
La dermatitis por contacto se presenta también en personas con tatuajes temporales que tienen una  duración de dos meses aproximadamente, están hechos de hena, un pigmento vegetal de origen egipcio que contiene tonos sepia y es parecida a la que se desarrolla con
los tintes para el cabello o para zapatos.
 
Además de la dermatitis, los tatuajes pueden provocar cicatrices queloides y en el peor de los casos, contraer hepatitis B o C, incluso VIH, a través de la sangre mediante agujas contaminadas.
 
Las cicatrices anormales llamadas queloides se pueden presentar en áreas como brazos, caras externas, tórax, cara anterior o posterior donde la formación del tejido duro o fibroso de la piel va más allá de la línea que le dio origen, o sea, la costra se  hace ancha y abultada, como un gusano o algo sobrepuesto en la piel muy duro.
 
Explicó que para remover un tatuaje se utiliza un láser llamado neodimio yag con una longitud de onda de 1064, el cual absorbe pigmentos; no obstante, es un procedimiento doloroso que requiere hasta 14 sesiones para desaparecerlo con un periodo de entre cuatro y ocho semanas entre casa sesión, debido a que el láser ocasiona una quemadura encima de la epidermis.
 
Lo anterior implica un costo no menor a  mil 500 pesos en  el sector salud, en el privado, cada sesión cuesta por lo menos cinco mil pesos y aumenta dependiendo del número de centímetros cuadrados que abarque. También existen las cirugías, sin embargo significa cambiar el tatuaje por una cicatriz.
 
La especialista comentó que en épocas pasadas, las personas que querían borrar un tatuaje se quemaba esa zona con la plancha, o también recurrían a la salabración, que consistía en lijar el tatuaje con sal de mesa. Gracias a las nuevas tecnologías, desparecer un tatuaje es menos doloroso.
 
Finalmente sugirió a quienes desean tatuarse que se mantengan alertas del sitio al que acudirán, así como de los materiales que van a utilizar para este procedimiento.
 

Acerca Redacción

También te puede interesar

Dr. Felipe Cruz Vega es nombrado Presidente de la Academia Mexicana de Cirugía

Por novena ocasión en su historia, la Academia Mexicana de Cirugía será presidida por uno …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *