Noticias

Uso del condón y educación sexual, necesarias para combatir la epidemia.

El gobierno federal a través del Centro Nacional para la Prevención y el Control del VIH/sida (Censida), mantendrá el uso del condón como principal herramienta para evitar la transmisión del virus de la inmunodeficiencia humana, informó José Antonio Izazola, director del organismo.

 

En respuesta a las declaraciones hechas por el Papa Benedicto XVI durante su más reciente visita a África, en torno a que la distribución de condones no es la solución en la lucha contra el sida, Izazola aseguró que las autoridades mexicanas deben fortalecer las tareas de prevención basadas en evidencias científicas y no distraerse en otras discusiones.

 

El nuevo director del Censida aseguró que el uso del condón y la educación sexual constituyen las principales herramientas para evitar la transmisión del VIH, por lo que el debate propiciado por las declaraciones del jerarca católico pertenecen a otro ámbito de discusión.

 

Entrevistado por esta agencia, el funcionario subrayó que ante la población el Censida debe afirmar que el uso correcto y consistente del condón, la educación sexual, disminución de la violencia de género, combate a la discriminación y la homofobia, junto con la abstinencia y la monogamia, contribuyen a evitar nuevos casos de transmisión.

 

%u201CEl Censida tiene como mandato en prevención evitar nuevos casos de infección por VIH. El condón es la herramienta más eficaz con la que contamos para hacerlo. Ciertamente no es la única, hay que hacer muchas otras intervenciones. A pesar de todo, el condón funciona. No debemos distraernos para hacer prevención basada en la evidencia científica, la que por ley estamos obligados a hacer%u201D.

 

Interrogado sobre las consecuencias de lo expresado por el jefe de la Iglesia católica, Izazola Licea defendió la libertad de culto existente en México. Sin embargo, enfatizó que en materia de salud pública deben prevalecer las evidencias científicas.

 

%u201CPara evitar confusiones redoblaremos nuestros esfuerzos en diseminar la información correcta acerca de que el condón usado consistentemente y en forma adecuada previene la transmisión del VIH. Continuarán las campañas en medios masivos, así como acciones preventivas cara a cara, focalizadas, distribución gratuita de condones a través de los servicios estatales de salud, diagnóstico y tratamiento oportuno de infecciones de transmisión sexual con consejería adecuada. Seguiremos haciendo las mismas acciones pero fortaleceremos estas actividades preventivas%u201D.

 

Quien fuera hasta hace unos meses director de la división de Análisis Económico y Financiación del Programa Conjunto de Naciones Unidas contra el Sida (Onusida), aseguró que actualmente el Censida proyecta a través de los medios masivos de comunicación una campaña enfocada a prevenir la infección en las mujeres, pues dos de cada 10 casos pertenecen a este sector de la población.

 

Sobre el significado de las declaraciones del Papa en el continente africano, el titular del Censida recordó que en esa región del mundo el VIH/sida es la principal causa de muerte, así como de retraso en su desarrollo económico y social. %u201CNo es un problema de moral, sino de salud pública%u201D.

 

Las declaraciones de Benedicto XVI, irresponsables y peligrosas: IAS

 

Al respecto, Julio Montaner, presidente de la Sociedad Internacional del Sida (IAS por sus siglas en inglés), calificó los comentarios del jerarca católico como %u201Cirresponsables y peligrosos%u201D. Explicó que no existen evidencias sobre el hecho de que los condones incrementen la transmisión del VIH, sino por el contrario, utilizados correctamente, reducen el riesgo en un 80 ó 90 por ciento.

 

Mediante un comunicado, ese organismo aseguró que esta es la primera ocasión en que un máximo jerarca de la Iglesia católica hace una declaración directa sobre el uso de métodos de anticoncepción ya que Juan Pablo II, su antecesor, nunca trató la temática de manera abierta.

 

%u201CMientras los condones no son la única solución al combate del VIH, ellos son baratos y efectivos en la prevención del VIH. En vez de derrochar ignorancia, el Papa debe usar su posición global de liderazgo para orientar a la gente joven, que es nuestro futuro para protegernos del VIH, utilizando todas las herramientas que están a nuestra disposición, incluyendo el condón. Sus señalamientos son insultantes para los esfuerzos de la comunidad científica y de los líderes de los servicios de salud pública y derechos humanos alrededor del mundo que protegen a los más pobres entre los pobres de la infección del VIH%u201D.

 

Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button