InternacionalNacionalNoticias

La cirugía artroscópica del IMSS disminuye en 70 por ciento los periodos de incapacidad laboral

Con este método quirúrgico el Instituto se encuentra a la vanguardia médica de países como Estados Unidos, Cuba y Canadá.

 

La cirugía artroscópica es una alternativa eficaz para intervenir lesiones de articulaciones o fracturas en rodilla, codo, hombro, muñeca, e incluso cadera. Con este procedimiento quirúrgico el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) disminuye hasta en 70 por ciento la incapacidad laboral de las personas y suprime la hospitalización.


El doctor José Fernando Torres Roldán, director del Hospital General Regional (HGR) No. 2 de Ortopedia y Traumatología con Unidad Médica de Atención Ambulatoria (UMAA) de Villa Coapa, comentó que se trata de un método de mínima invasión que permite un diagnóstico preciso, reduce dolor o complicaciones y aminora los tiempos de recuperación.


Con este tipo de cirugías, el Instituto se encuentra a la vanguardia de los hospitales de países como Estados Unidos, Cuba y Canadá; además de poseer equipo de tecnología de punta como es el artroscopio, cuenta con cirujanos artroscopistas entrenados específicamente para esta labor.


Hoy la tecnología permite intervenir con la visión de una microcámara adaptada a un telescopio, para observar el interior de la rodilla y otras articulaciones. Por ello, este proceso cada vez tiene mayor demanda entre la población derechohabiente; tan sólo en el Hospital Villa Coapa del Seguro Social, se efectúan alrededor de 300 procedimientos quirúrgicos de este tipo cada mes.


Por otra parte, la doctora Martha Leticia Valdés Martínez, titular de la Unidad Médica de Atención Ambulatoria de Villa Coapa, explicó que este tipo de operación permite reducir la incapacitación en el trabajo, debido a que el diagnóstico y tratamiento se pueden llevar a cabo en un solo momento quirúrgico.


La artroscopía consiste en introducir, a través de una incisión de 4 milímetros, una fibra óptica que se encuentra dentro de una funda metálica, que permite al mismo tiempo estar irrigando agua dentro de la articulación. El lente se conecta a una cámara y ésta a un monitor que permite visualizar las estructuras internas; de esta forma se pueden apreciar cartílagos, meniscos y ligamentos.


Años atrás, con la cirugía abierta la recuperación de un menisco era de tres meses; ahora, con la artroscópica, es de una semana o máximo 15 días. Además, esta incisión ayuda a los pacientes que presentan problemas articulares degenerativos o crónicos, ya que se les hace una limpieza para prolongar más el tiempo de vida útil de la pieza y evitar el remplazo articular.


Con este método los riesgos son menores que en la cirugía abierta, ya que se protege al paciente de infecciones, inflamación en las venas, daño a los vasos sanguíneos, etcétera, fomentando que con el breve tiempo de recuperación, se promueva que éste se reincorpore rápidamente a la vida social.
Este procedimiento se aplica para lesiones de meniscos, ligamentos cruzados, artrosis, quistes de meniscales, inestabilidad de hombro, lesiones de tendón, secuelas de fracturas, artrofibrosis de codo, lesiones de muñeca y de fibrocartílago, fracturas de cadera y tobillo.


Juan Manuel Rangel García es un paciente de 55 años de edad que fue intervenido quirúrgicamente debido a la ruptura de un ligamento en la rodilla; comparte su experiencia:


%u201CMe sorprende que a los 7 días de la artroscopía ya pueda caminar; me agrada esta técnica. Yo padezco del corazón y temía mucho que me abrieran toda la rodilla, pero afortunadamente esta cirugía es local; me siento dichoso de que el IMSS cuente con esta modalidad%u201D.

Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

Related Articles

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to top button