Gaby Vargas


A Diario millones de mujeres alrededor del mundo llevan a cabo jornadas demandantes y exhaustivas. Encargadas de un hogar, de una familia, muchas veces en pareja, otras solas, jóvenes, maduras que trabajan en casa o fuera de ella, se desenvuelven en un mundo que cada vez les pertenece más, pero en el que sin duda todavía buscan un lugar que les permita sentirse recompensadas y satisfechas consigo mismas, al tiempo que valoradas.


Por ello, el Día Internacional de la Mujer además de ser una celebración o un día conmemorativo, es un recordatorio para nuestra sociedad del importante papel que la mujer desempeña en ella, hoy y desde siempre. También, y quizá más relevantemente,  el 8 de marzo es un espacio para la reflexión.


Más allá de considerar en términos generales el rol de la mujer y su involucramiento en la vida productiva de nuestro país y a nivel mundial con un sinfín de actividades como ser madres, educadoras de futuros ciudadanos, profesionistas, altas ejecutivas, artistas, investigadoras, comunicadoras, abogadas, políticas, luchadoras sociales, etcétera; pensemos en las mujeres reales, de carne y hueso que día a día se comprometen y llevan a cabo sus actividades con dedicación y entrega, que trabajan para sacar adelante a sus hijos y lograr sus metas, que se empeñan en cuidar y complacer a los suyos muchas veces dejando de lado sus necesidades personales, su tiempo libre, incluso deseos profundos y sueños. Tengamos a estas mujeres en mente al festejar el Día Internacional de la Mujer. Pero no solamente pensemos en ellas, actuemos en consecuencia, apoyándolas en este quehacer diario, reconociendo sus derechos y necesidades.


Así pues, reflexionemos todos acerca de este importante día, pero reflexionemos sobre todo las mujeres, quienes muchas veces perdemos la brújula de nuestras prioridades y las ubicamos al final de la lista; sacrificando nuestro bienestar e incluso nuestra salud física y emocional. Démonos ese tiempo tan necesario para reconocernos y otorgarnos el valor y la importancia que indudablemente tenemos dentro de nuestra vida personal y nuestro núcleo social. Aprendamos a darnos una oportunidad para encontrar el equilibrio en nuestra vida.


Recordemos en este día, que siempre podremos estar mejor con nosotras mismas si procuramos encontrar el balance que nos ayude a  avanzar en la conquista de lo que anhelamos.


 

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

En México, 7 mil 314 personas han sido diagnosticadas con VIH/SIDA durante los primeros trimestres del 2021

La infección por Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) destruye los linfocitos CD4, los cuales tienen como …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *