¿Deben las personas dejar de fumar por ley?

México D. F.- Hace unos meses, la Comisión de Salud de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal aprobó en lo general un dictamen que plantea algunas modificaciones a la Ley de Protección de los No Fumadores. La propuesta contempla prohibir el consumo de tabaco en restaurantes, bares, discotecas, escuelas (hasta el nivel superior) e incluso en el transporte público.


 


El pleno de la ALDF discutirá la posible aprobación de estos cambios en septiembre próximo y las sanciones propuestas podrían incomodar tanto a fumadores como a los dueños varios establecimientos. Quien viole la nueva normatividad se expone a un arresto de 36 horas en un juzgado cívico, en el caso de los particulares, o bien al pago de una multa y la clausura del local, para los empresarios.


 


En su mayoría, los diputados locales han mostrado estar de acuerdo con los cambios a la ley, sin embargo, también se han mostrado preocupados por sus posibles repercusiones económicas.


 


Es probable que la industria restaurantera argumente que la prohibición de fumar en lugares cerrados les quite clientela, por ello, los legisladores buscarán un acercamiento con las cámaras del ramo para dar a conocer la ley a sus miembros, además de escuchar sus inquietudes al respecto. 


 


De acuerdo con el presidente de la Comisión de Salud de la ALDF Marco Antonio García, el reto, más que aprobar la ley (lo cual es muy probable, dado que la mayoría parece estar de acuerdo), consiste en la aplicación de la misma por parte del gobierno capitalino.


 


%u201CA ver cómo la aplica, o si la aplica de verdad porque lo que proponemos en los cambios es que las zonas para fumar en establecimientos mercantiles estén separadas de las zonas para no fumadores porque actualmente eso no es así%u201D, expresó García al periódico Reforma.


 


¿Deben las personas ser forzadas a dejar de fumar? Al parecer la ley no llega a tanto, pero también es cierto que restringe la libertad de los fumadores, quienes se verían confinados a sitios especiales.


 


Si esta ley sirve para combatir el índice de enfermedades relacionadas con el consumo de tabaco está por verse, los fumadores seguirán fumando, con o sin ley de por medio, sólo cambiará el lugar donde lo hagan. Tal vez los más beneficiados sean quienes aspiran el llamado %u201Chumo de segunda mano%u201D en la calle o centros de trabajo, pero lo importante es convencer a toda la gente de que fumar en sí es algo dañino para la salud y que para dejar de hacerlo no es necesaria una ley, sino sólo aplicar el sentido común.


 


Una pregunta incómoda, ¿si las autoridades (locales o federales) están tan concientes de los daños que causa el tabaco, por qué no aplicar medidas mucho más fuertes contra las tabacaleras? ¿Tendrán miedo de afectar intereses enormes? ¿O sólo le están %u201Ctapando el ojo al macho%u201D proponiendo leyes que los hacen ver como si en verdad estuvieran preocupados por la ciudadanía?


 

Recuerde estimado lector, fumar o dejar de hacerlo es una decisión completamente personal, nadie puede obligarnos a hacer algo que en verdad no deseamos.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Retos y Adaptaciones: Dr. Alfonso Vega, fundador y presidente de AMMVIH

Por: Dr. Alfonso Vega, Médico Cirujano con Especialidad en Medicina Interna, Coordinador Institucional del programa …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *