Médicos franceses extirpan vesícula a través de la vagina

México D. F., 26 de abril (Redacción LaSalud.com.mx).- Médicos del Hospital Universitario de Estrasburgo, en Francia, extirparon la vesícula biliar a una mujer de 30 años sin realizar ninguna incisión externa, sino a través de un endoscopio que se introdujo por vía vaginal.

Aunque la operación se realizó el 2 de abril, los resultados de la misma se presentaron recientemente en el Congreso de la Sociedad Estadounidense de Cirugía Endoscópica, celebrado en Las Vegas, Nevada.

La cirugía requirió de anestesia general. Los médicos hicieron una incisión de tan sólo dos milímetros a través de la pared abdominal para insuflar gas y facilitar con ello la operación, tal y como se hace en las intervenciones laparoscópicas convencionales (que requieren de tres incisiones). El siguiente paso consistió en introducir por la vagina de la paciente un endoscopio flexible de 1.5 metros de longitud.

De acuerdo con el doctor José Luis Vázquez Iglesias, presidente de la Fundación Española de Patología Digestiva (y que no participó en la operación), “en algún punto de la vagina, probablemente en la reflexión peritoneal, (los médicos) practicarán un orificio e irán a buscar la vesícula biliar, que está bastante lejos”.

Jacques Marescaux, cirujano a cargo de la intervención, afirmó que los principales beneficios de este tipo de operación son la disminución o eliminación del dolor postoperatorio, la facilidad de acceso a ciertos órganos y la ausencia de traumatismos en la pared abdominal, sin contar con la ventaja estética y psicológica.

“El estómago y la vagina cicatrizan mucho más rápido que la piel”, aseguró el médico francés, e informó que la paciente no tuvo dolores al salir del quirófano y fue dada de alta después de 48 horas. Detalló que la mujer conocía previamente las limitaciones de la cirugía, y aceptó que en caso de que el procedimiento fracasara se el sometiera a la operación tradicional.

El procedimiento quirúrgico forma parte del “Proyecto Anubis”, el cual pretende desarrollar la cirugía a través de los orificios naturales del cuerpo. Su nombre proviene de la deidad egipcia, quien, según la leyenda, por medio de instrumentos largos y flexibles realizó la primera momificación, dando vida a Osiris. Se trata del último capítulo dentro de la tendencia de las “cirugías mínimamente invasivas”.

Este tipo de operaciones reciben el nombre de “cirugías endoscópicas transluminales” o, “cirugía sin cicatriz”. Desde el 2004 se comenzaron los ensayos en animales y la experiencia en humanos se había limitado al abordaje en cadáveres y al tratamiento de problemas de reflujo y algunas lesiones del páncreas, pero nunca la extirpación de un órgano.

A pesar de lo atractivo de la técnica (que no es tan nueva como parece), algunos médicos llaman a la calma y valorar si realmente ésta tiene ventajas sobre las operaciones convencionales, aparte de la ausencia de cicatrices. “Habrá que plantearse si no ocasionará en la mujer algún otro tipo de problema, como cicatrices vaginales, infecciones o retracciones”, advirtió el doctor Vázquez Iglesias. (Agencias)

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Especialistas promueven terapia combinada en pacientes para HAP con el fin de evitar progreso acelerado de la enfermedad

Pulmon.mx.– Considerando que en México hay una necesidad puntual y urgente de ampliar la cobertura …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *