Buenos resultados del ISSSTE en producción de hueso humano mediante xenoinjertos bovinos

México D. F., 14 de Marzo (Redacción LaSalud.com.mx).- Hasta el momento, más de 30 pacientes con problemas de fracturas, pérdida ósea y tumores benignos, se han beneficiado con el uso de xenoinjertos de origen bovino, técnica para la regeneración ósea que se aplica exitosamente en el Hospital Regional Ignacio Zaragoza del ISSSTE.


Los xenoimplantes (implantes de tejido de una especie animal diferente a la del receptor) han hecho posible que el tiempo de regeneración del tejido óseo en los pacientes se reduzca en un 50 por ciento, según explicó el doctor José Fernando Cueva del Castillo Mendoza, responsable de la fase de aplicación en humanos del procedimiento.


Las principales aplicaciones de los xenoinjertos, de acuerdo con el doctor Cueva del Castillo, son las pérdidas óseas  ocasionadas por accidentes de gran impacto, tumores benignos e infecciones que destruyen el tejido óseo. Se usa también en la artrodesis, procedimiento terapéutico usado para pegar dos superficies óseas con el fin de dar estabilidad a una estructura mayor, y en el tratamiento de padecimientos de la columna.


Cueva del Castillo explicó que la cerámica obtenida del tejido óseo bovino tiene una porosidad muy similar a la del hueso humano y, dados los buenos resultados obtenidos en las cirugías, además un alto grado de biocompatibilidad. El implante ha demostrado su capacidad para ser metabolizado por el organismo humano hasta que es reemplazado por hueso nuevo del propio paciente, evitando así la posibilidad de rechazo.


%u201CEste implante es como una estructura arquitectónica a través de la cual va a crecer tejido sano, hueso nuevo, pero nosotros le damos el camino que tiene que seguir para abreviar los tiempos de cicatrización%u201D, apuntó el especialista.


Los xenoinjertos bovinos son el resultado de un protocolo desarrollado en conjunto con la UNAM y que ha permitido sustituir los implantes importados, cuyo costo es hasta tres veces mayor.


Este procedimiento evita que los pacientes sean sometidos a dos cirugías (una para obtener un trozo de hueso de alguna parte sana del cuerpo y la cirugía de implante). Además de reducir el riesgo de infección y hemorragia, los tiempos de regeneración de hueso se han reducido hasta llegar a las tres semanas (cuando el tiempo normal era de seis).


Todos los derechohabientes del ISSSTE tendrán acceso a esta nueva alternativa terapéutica. %u201CNuestra meta es hacer 100 implantes del xenoinjerto, con un seguimiento mínimo de seis meses%u201D, señaló el médico.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

SSa participó en la Reunión de Alto Nivel de la Asamblea General de la ONU sobre VIH

La eliminación de la pandemia del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) requiere atención desde el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *