Inicio / Noticias / Las primeras erecciones, respuesta natural del cuerpo

Las primeras erecciones, respuesta natural del cuerpo

Por Ady Corona  

México, D. F., (LaSalud.com.mx).- Es difícil que los padres sepan cómo reaccionar cuando descubren a sus pequeños tocándose los órganos genitales, principalmente porque nadie está educado para hablar de forma normal sobre este aspecto fundamental de todo ser humano y de lo placentero que resulta, en este caso, para los infantes, saber que las sensaciones son gratas.

Hablar de sexualidad con los niños es complejo para los padres, hermanos e incluso para los maestros, sobre todo entre los tres y cinco años. Es una etapa en la que el infante desea saber el porqué de todo origen, de su cuerpo, de la forma de ser, de cómo está constituido y un sinfín de dudas sobre la existencia universal de organismos vivos y cosas inanimadas.

Este es un tema considerado por muchos como "tabú", pero lo cierto es que resulta ser el eje fundamental en el que todos basamos nuestra vida.

Quienes viven y conviven con pequeños de edad preescolar se enfrentan al bombardeo diario de preguntas, pero las que más asaltan la tranquilidad son las referentes al cuerpo, a los órganos genitales y todo lo relacionado a lo que ellos mismos vivieron -aunque no lo recuerden- durante su gestación y luego de nacer.

No obstante, una de las tantas duras pruebas a las cuales se enfrentan los adultos que conviven con niños es cuando encuentran a estos tocándose sus genitales sin pena alguna, la cual sólo manifiestan cuando quien está a su cargo reacciona con sorpresa e incluso molestia por ver que está palpando su propio cuerpo.

Cabe señalar que los pequeños entre los tres y cinco años ya tienen claro que hay marcadas diferencias entre niños y niñas, de cómo está formado su cuerpo y que cada parte recibe un nombre específico. Es ahí cuando se percatan que los padres ocultan el nombre de ciertas zonas  corporales… Por lo tanto, los infantes, en su afán inconsciente por autoconocerse, tocan cada una de sus áreas hasta que van reconociendo sensaciones y formas, sin comprender por qué los adultos lo ven "mal".

En el caso de los niños varones, al llegar al pene, lo observan con detenimiento, lo tocan y de manera casi imperceptible se dan cuenta que el hacerlo los desborda de un placer nunca reconocido. Es aquí cuando se enfrentan a sus primeras erecciones sin que ellos sepan de lo que se trata, es más, nada lo ven raro, todo es nuevo para ellos y más cuando de sentir gratamente se trata.

Y es que asociaban esta respuesta de su órgano sólo cuando tenía que hacer la función de micción, es decir, orinar, y cuando esto sucedía el pene volvía a su estado normal. No obstante, de pronto descubren que el estado turgente no sólo puede ser por las ganas de orinar, sino también a la estimulación que en un principio, sin querer, le dan a esa parte de su cuerpo, por lo que aquellos momentos de disfrutar del baño en compañía de papás se convierte en sólo la necesidad de hacerlo solitos, para comenzar a tener sus momentos de privacidad.

Por desgracia, los padres nunca han atinado a hablar con los hijos sobre el comienzo de lo que va a ser el descubrimiento de su propio ser, todo lo ven con pena y no les enseñan a conocer los nombres para cada parte específica de su cuerpo, sobre todo lo relacionado con sus órganos genitales y las funciones que estos llevan a cabo. Es cuando utilizan "similares" para identificar al pene, así como al hecho de orinar, defecar lo mencionan como "hacer pipí" o "popó"…

Cabe aclarar que los niños conforme crecen se van descubriendo y la primera forma que tienen de hacerlo es tocándose para tratar de encontrar una posible respuesta a lo que ellos aún ignoran.

De este modo, es mejor dosificarles la información para que ellos mismos la canalicen y no la desvirtúen para luego pensar que es mala, así se les puede brindar estabilidad emocional y seguridad, pues de lo contrario se podrían acarrear problemas psicológicos e incluso de identidad.

Opina Opina

Acerca Redacción

También te puede interesar

“Sida: la otra pandemia”

En el marco del “Día mundial del sida”, AHF México se une a la consigna …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *