Inicio / Noticias / Mitos sobre la anticoncepción

Mitos sobre la anticoncepción

México, D. F., 28 de septiembre (Redacción Salud Mundo de Hoy).- Los métodos anticonceptivos son frecuentemente vistos como “peligrosos” para la salud de la mujer o del producto debido a los efectos secundarios que provocan. Es innegable que tales efectos existen (de hecho, todos los medicamentos producen un efecto secundario), pero en ningún caso, si se utiliza adecuadamente, la anticoncepción puede considerarse como un riesgo. La ignorancia y los prejuicios resultan siempre más dañinos. A continuación se presentan una serie de mitos, desafortunadamente muy difundidos:

Mito 1: Las píldoras anticonceptivas hacen crecer el vello.
Realidad: Por el contrario, la píldora, al reducir la presencia de hormonas propias del hombre presentes en el organismo femenino, evita el crecimiento anormal del vello y la presencia de acné. Frecuentemente se le utiliza para tratar a mujeres con vello excesivo o problemas de la piel con origen hormonal.

Mito 2: Las mujeres jóvenes no pueden tomar anticonceptivos.
Realidad: Se cree que si una mujer joven toma la píldora anticonceptiva, ésta intervendrá con su crecimiento corporal. Sin embargo, se ha comprobado que las mínimas dosis que se manejan actualmente no producen este efecto negativo. También se piensa que las jóvenes que toman la píldora son irresponsables o promiscuas, pero usar un método anticonceptivo demuestra madurez y es mejor que un embarazo no planeado.

Mito 3: Las píldoras alteran la menstruación.
Realidad: Por el contrario, con frecuencia los médicos recomiendan tomar la píldora anticonceptiva para regularizar el ciclo menstrual de sus pacientes o disminuir las menstruaciones dolorosas y problemas de acné.

Mito 4: La píldora te hace infértil.
Realidad: No hay ninguna relación entre los problemas de infertilidad y el uso de la píldora por corto o largo plazo. Los anticonceptivos orales son métodos completamente reversibles al poco tiempo de suspenderlos. Si usted está usando la píldora y quiere quedar embarazada, debe terminar normalmente hasta la última gragea, el sangrado llegará como de costumbre unos días después. Mientras mayor sea la edad de la mujer (más de 35 años), su fertilidad decrece, independientemente de si toma o no la píldora.

Mito 5: Las hormonas utilizadas en la píldora no son naturales.
Realidad: Las hormonas usadas en los anticonceptivos orales son elaboradas a nivel de laboratorio y en su estructura actúan de manera muy similar a las hormonas naturales existentes en el organismo de la mujer, sólo que con propiedades especiales para que cumplan su función. Continuamente de trata de desarrollar anticonceptivos con menores dosis y con sustancias lo más semejantes a lo natural para disminuir al máximo las molestias secundarias.

Mito 6: Tienes que hacer un descanso en la toma de la píldora.
Realidad: No es necesario hacer un descanso en la toma de la píldora, dado que esta no se acumula en el cuerpo y por lo tanto no hay efectos negativos. Si la mujer se siente bien con la píldora, podrá usarla por un periodo prolongado (incluso años) y disfrutar de un ciclo regular y menos doloroso.

Mito 7: La píldora engorda.
Realidad: Actualmente, los anticonceptivos están formulados con micro dosis y ya no producen retención de líquidos ni aumento del apetito. Se han realizado estudios clínicos que demuestran que puede haber variaciones en el peso corporal de alrededor de dos kilogramos. Si existiera un aumento mayor es importante verificar los hábitos alimenticios y el tipo de vida.

Mito 8: La píldora produce malformaciones en los niños.
Realidad: El mecanismo principal de la píldora es inhibir la ovulación en la mujer, no interfiere con la carga genética de los óvulos en ningún aspecto. En caso de que la mujer, por olvido, haya dejado de tomar la píldora y quede embarazada, el bebé no tiene riesgo de malformación, independientemente del tiempo de ingesta de los anticonceptivos. Una vez diagnosticado el embarazo, la toma de la píldora debe suspenderse y dar un seguimiento normal.

Mito 9: El DIU (Dispositivo Intrauterino) es abortivo.
Realidad: La acción de un DIU aplicado por personal médico capacitado, con las revisiones establecidas en tiempo, es impedir la unión del óvulo con el espermatozoide (fecundación) con una eficacia anticonceptiva por arriba del 99%, por lo tanto NO se considera abortivo. (Fuente: Centro Latinoamericano Salud y Mujer)

vmgc

Acerca Redacción

También te puede interesar

“Sida: la otra pandemia”

En el marco del “Día mundial del sida”, AHF México se une a la consigna …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *