Los abscesos pueden confundirse con tumores

Por Ady Corona

México D.F., 21 de agosto (Salud Mundo de Hoy).- ¿Alguna vez, explorando la piel, se ha encontrado con una especie de grano de considerable tamaño que antes no estaba? En ocasiones puede sentirse duro, pero otras se reconoce por tener una cabecilla blanca que indica está a punto de estallar. Se trata de los famosos abscesos que muchas ocasiones no son de gravedad, pero eso lo debe diagnosticar el médico para que sepa la razón por la cual apareció ese bulto de pus.

De acuerdo con los médicos, los abscesos son generados por una infección en la que tienen que ver bacterias, las cuales invaden el tejido corporal que está en buenas condiciones, por lo cual un área se puede infectar rápidamente.

Esto sucede porque cuando los glóbulos blancos -encargados de defender el organismo de cualquier ataque-, van en auxilio del tejido afectado, se comen a la bacteria para que no haga más desastre, sin embargo, una vez desaparecida la infección los glóbulos mueren, quedando acumulados en la zona que fue afectada formando así la pus.

Es ahí cuando se comienza a formar un cúmulo de tejido infectado que va originando el absceso, el cual muchas veces puede llegar a romperse hacia adentro e infectar otras partes del cuerpo.

Cabe señalar que cualquier herida puede infectarse, pero sobre todo ocurre cuando nuestro sistema inmunitario está bajo de defensas, por lo cual las bacterias se riegan rápidamente por los tejidos, desde los músculos hasta el recto, la boca y los pulmones, así como en la cara.

Muchas veces el absceso aparece donde hay terminales nerviosas, por lo cual el dolor es alto cuando se le toca o intenta manipular; pero otras, la acumulación es indolora y sólo necesita de supervisión médica para descartar una afectación mayor, como pudiera ser un tumor.

He ahí la principal importancia de revisarse esa acumulación purulenta, porque al parecer tanto el absceso como el tumor pueden tener síntomas muy parecidos y si no se trata a tiempo, podría culminar en un cáncer o incluso la muerte.

De este modo, nuestro doctor tendrá que someternos a exámenes diversos con los cuales no quede duda del origen y avance del absceso, por lo que se puede ir desde una radiografía hasta estudios más avanzados, complejos y caros como una tomografía computarizada.
 
El especialista ya habiendo determinado la importancia del absceso, si no se trata de nada maligno puede extraer la pus que está acumulada, siempre con estrictas medidas higiénicas y procurando que el paciente no esté en contacto con fuentes de contagio y recomendándole una dieta baja en grasas y rica en verduras y frutas.

Así que la próxima vez que usted se mire en el espejo y note que hay una especie de barro gigante en su piel, antes de pellizcarlo acuda con el médico, así no habrá problemas de que se riegue la bacteria ante un acto de negligencia y de desagrado por cómo se ve en nuestra piel.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Mañana inicia aplicación de segunda dosis de vacuna contra Covid-19 en 5 alcaldías de la CDMX

DiariodelaCiudad.mx.- Como parte de la Fase 7 del Plan Nacional de Vacunación en la Ciudad …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *