Noticias

Fundamental, no automedicarse en caso de dengue

 La automedicación puede agravar enfermedades como el dengue, por lo cual, ante la aparición de síntomas, es fundamental solicitar atención médica inmediata, sobre todo si se trata de embarazadas, niñas y niños menores de cinco años, personas adultas mayores o con comorbilidades.

El dengue no grave (DNG) ocasiona uno o varios síntomas como fiebre, náusea o vómitos, sarpullido, malestar general, dolor de cuerpo, músculos o articulaciones, cabeza y dolor intenso detrás de los ojos. Cuando el dengue se puede volver grave, ocasiona moretones o pequeños puntitos rojos en la piel (petequias); los síntomas se pueden presentar hasta 14 días después de la picadura del mosquito transmisor.

El dengue grave (DG), además de presentar los síntomas del DNG, puede causar dolor abdominal intenso y continuo, vómito persistente o incoercible (que no se puede detener), acumulación de líquidos en el abdomen, pulmones o corazón, sangrado de nariz o encías, cansancio extremo (letargo) o irritabilidad.

En caso de presentar estos síntomas es importante acudir a recibir atención médica y evitar en todo momento la automedicación de cualquier tipo, especialmente con antiinflamatorios como ácido acetilsalicílico (aspirina), ibuprofeno y naproxeno, debido a que estos medicamentos pueden ocasionar dengue grave.

Te puede interesar…

La principal estrategia para prevenir el dengue es el control de los mosquitos, porque si no hay mosquitos que transmiten el virus, no puede haber enfermedad; las medidas son tan sencillas como eliminar la basura acumulada al aire libre (cacharros), así como lavar y tapar los recipientes que contienen agua para evitar la cría de larvas, refiere la Dirección General de Promoción de la Salud. Si ya existen los mosquitos en tu casa, usa repelente para ahuyentarlos, e insecticida para matarlos.

También se recomienda no dormir a la intemperie y permanecer dentro de las viviendas al anochecer y al amanecer; usar ropa de manga y pantalones largos (de colores claros), utilizar telas mosquiteras en puertas y ventanas y pabellón para cama; se obtiene mayor protección si está impregnado de insecticida.

Hasta hace algunos años, esta enfermedad era propia de zonas tropicales; en la actualidad, se han encontrado casos en grandes ciudades, debido a la movilidad humana y al cambio climático, que ha permitido la adaptación del mosquito transmisor del dengue en ciudades de mayor altura.

Este padecimiento es de importancia en salud pública, ya que la evidencia científica muestra que es endémica en más de 100 países de América, Asia, África y Oceanía.

El dengue es una enfermedad febril aguda producida por un virus y transmitida al humano mediante la picadura del mosquito Aedes aegypti, y afecta a personas de cualquier edad.

La enfermedad generalmente dura de dos a siete días, y no existe tratamiento específico, por lo que los medicamentos —dirigidos a aliviar los síntomas— deben ser prescritos por personal médico; el reposo es de suma importancia para la recuperación.

Hasta el momento, ninguna vacuna cuenta con la eficacia necesaria para aplicarse como método de prevención masiva, es decir, no existe vacuna que pueda utilizarse en el Programa de Vacunación Universal.

Las acciones de control de esta enfermedad en el país son coordinadas por el Comando de Incidentes para el Control del Dengue, liderado por representantes de esta dependencia, e integrado por personal de las instituciones del sector Salud.

Para saber más…

Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

Related Articles

Back to top button