Analizan investigadores mexicanos opciones regenerativas para el hígado

La leyenda cuenta que Prometeo, al dar el fuego al hombre, fue encadenado a una roca mientras su hígado sería devorado por una águila eternamente. 


La historia denota un conocimiento médico comprobado siglos después: ese órgano es el único con capacidad regenerativa. Tal condición ha sido materia de estudio de diversos grupos, incluido el de investigadores de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), quienes trabajan en un proceso de recuperación de dicho miembro con el fin de obtener un tratamiento contra males hepáticos.


Los investigadores mexicanos analizan las células de Kupffer (parte del sistema inmune del órgano) que son las primeras en activarse cuando un elemento extraño entra al hígado.


Al respecto, la doctora Mirandeli Bautista Ávila, responsable de la investigación, explicó que estas células protegen y defienden al hígado; sin embargo, al llevar a cabo su tarea segregan también sustancias reactivas de oxígeno que pueden ser tóxicas.


Uno de los objetivos de este trabajo es regular la respuesta inmunológica en el hígado, para lo cual se prueba el xenobiótico cloruro de gadolinio, que inhibe selectivamente las células de Kupffer y disminuye el daño.


Lo que hemos realizado, explicó la científica, es provocar daño hepático en un grupo de ratas con un hepatotóxico, al tiempo que a otro conjunto de roedores le administramos un pretratamiento con cloruro de gadolinio y reportamos buenos resultados, ya que al frenar el sistema inmunológico del hígado la regeneración hepática es más rápida.


%u201CAhora debemos de definir qué células se regeneran y cuáles no. Además, lo que buscamos es un xenobiótico que pueda servir como blanco terapéutico con el que se prevenga el daño hepático por fármacos%u201D, indicó Bautista Ávila.


Como la mayoría de los medicamentos perjudican al hígado, la investigación busca obtener un inmunomodulador con el fin de prevenir el daño por fármacos, y esto se logrará por medio de modular la función de las células de Kupffer.

Por el momento, la investigación de la UAEH descubrió que el cloruro de gadolinio disminuye y modula la función de las células de Kupffer, y éste podría ser un potencial terapéutico a fin de prevenir el daño hepático inducido por fármacos.


%u201CConsideramos –dijo la especialista– que cuando el deterioro no es avanzado, hay posibilidad de regeneración como en el caso de la Hepatitis A, a diferencia de cáncer hepático, que es una enfermedad agresiva y ante ella, el hígado limita la posibilidad de renovarse%u201D.


A nivel internacional hay diversos grupos que estudian el hígado, pues no se ha %u201Cdesentrañado%u201D cuál es su proceso de regeneración paso a paso, por lo que la investigación mexicana ha resultado de gran valía, al grado que fue presentada a principios de 2010 en Alemania durante un Simposio del Centro de Estudios Avanzados e Investigación con sede en Bonn.


%u201CEn la actualidad hacemos pruebas preeliminares para determinar las enzimas marcadoras de daño hepático, después extraemos DNA del hígado con el fin de conocer cómo se están expresando las defensas a nivel molecular, una vez concluida está etapa, lo ideal será pasar a la fase clínica%u201D, concluyó la especialista.


Aunque este trabajo inició en la Universidad Complutense de Madrid, España, cuando la investigadora cursaba estudios de posgrado en aquella institución, en la actualidad cuenta con el apoyo de la UAEH y el Programa de Mejoramiento del Profesorado (PROMEP) de la propia institución educativa. El estudio contó con la participación de los doctores José Antonio Morales González y la pasante María Teresa Vargas Picazo, también de la instancia hidalguense.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

IMSS avanza en la protección de su personal de salud

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) avanza en la protección de su personal de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *