¿Tu hijo tiene El Síndrome del Niño Berrinchudo?

Se les conoce como niños berrinchudos o revoltosos porque cuando se les pide que realicen una tarea, por más banal que parezca, lloriquean o lo hace con malos modos. El escenario empeora si se les ordena que dejen de hacer una actividad, por ejemplo, jugar, ver televisión, o que coman o cenen, o incluso cuando deben ir a dormir. “Esta conducta no se presenta de la noche a la mañana. Por norma general, los padres que padecen el problema lo han venido fomentando desde los primeros meses de vida de sus hijos·”, estimó la Dra. Adriana González Padilla, Psicoterapeuta Infantil y director de la Licenciatura en Psicología del IIPCS.


“Por decirlo de algún modo, los niños conocen muy bien cuáles son los puntos débiles de sus padres. Saben cómo decir y hacer las cosas para conseguir sus objetivos. Se trata de familias que no han sabido poner límites a sus hijos, y mucho menos algo de disciplina. En el IIPCS hemos detectado que este escenario se presenta con mayor frecuencia en padres de familia que trabajan tiempo completo y que por esta razón se sienten culpables con sus hijos porque ‘no les dedican el tiempo que deberían otorgarles’. Eso mueve muchas emociones y su mayor manifestación es conceder sin merecer”, explicó la especialista 


Asimismo, es común que el “berrinche” del niño sólo se dirija a uno de los padres “¿Por qué el menor selecciona hacer sus pataletas con la madre o el padre y no con ambos? Simplemente porque no ha existido comunicación en la pareja. Uno lo castiga y otro es consecuente, en otras palabras no existe coherencia y sí muchas contradicciones que el niño capta de inmediato. De ese modo sabe que si es reprendido, por ejemplo por el padre, la madre no asumirá esta postura solidariamente”, explica la Dra. María Fernanda Valles Corcuera, psicoterapeuta Infantil del IIPCS y coordinadora de la Comisión de Eventos. 


Al respecto ambas especialistas explican que existen varios remedios para para dichos males. “Antes que nada es indispensable trabajar en equipo y de mutuo acuerdo entre la pareja. El niño deben saber que no conseguirá nada llorando, gritando, pataleando o con malos modos e incluso se le ignorará. Cuando cambie de actitud entonces se tomará en cuenta sus peticiones aunque no signifique que se llevarán a cabo. Eso tendría que hacerse de manera reiterada y siempre”.


No obstante, el hecho de aguantar el llanto desenfrenado de un niño no es una tarea agradable y más si hay ‘espectadores’ de por medio. “A pesar de ello es necesario en ocasiones marcar claramente los límites e incluso llevar al niño a un cuarto aislado para explicarle tranquilamente la situación e incluso dejarlo solo haciendo su berrinche. Al niño berrinchudo también le encanta hacer estas escenas en público porque sabe que sus padres cederán por el escándalo que se suscita al respecto. Lo conveniente es aislarlo y por ningún motivo ceder a los chantajes. No hay que dejarnos llevar porque sentimos que los ‘espectadores nos critican’. Todo lo contrario, si como padres de familia no cedemos ni concedemos a sus caprichos, la gente suele valorarlo como una actitud positiva de los padres”, explicó Valles Corcuera.


González Padilla aseveró que si la situación es ingobernable y los hijos son realmente los que dictan los qué haceres a los padres, es indispensable acudir a un tratamiento psicológico. “Este tipo de psicoterapia se puede enfocar al niño o niña en cuestión siempre estando en constante comunicación con los padres de familia. Lo deseable sería que todas las partes acudieran al tratamiento porque así podrían solucionar el problema más rápidamente”.


“Un niño que durante su infancia no conoció los límites ni la disciplina, será un adulto muy vulnerable. Tendrá conflictos de autoridad y muy poca tolerancia a la frustración. Podrán ser personas depresivas, pero a la vez irascibles y con poco éxito laboral y de pareja. Lo mejor es comenzar desde el inicio conociendo el por qué de nuestra conducta con nuestros hijo para formar posteriormente adultos exitosos y con salud mental”, concluyó Valles Corcuera.


Para mayores informes consulte www.iipcs.edu.mx. O llame al 5661-3965 para información de tratamiento de Psicología Infantil.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

33º Aniversario del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea

Hematologia.mx.- La Secretaría de Salud, a través del Centro Nacional de la Transfusión Sanguínea (CNTS), …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *