Hombres y mujeres jóvenes, vulnerables a padecer colitis crónica.

En México, según las cifras oficiales, los jóvenes en edad productiva entre 20 y 40 años son el principal grupo afectado por  la colitis ulcerativa crónica caracterizada por dolor e inflamación en el estómago-, que puede desencadenar cáncer de colon.

 

Para ello, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuenta con los especialistas capacitados para brindar el tratamiento adecuado para cada paciente; uno de éstos es la terapia biológica: un anticuerpo que actúa específicamente contra el %u201Cfactor de necrosis tumoral%u201D, impidiendo el proceso inflamatorio.

 

Esta enfermedad es de causa desconocida, tiene factores genéticos y se presenta en personas con alguna predisposición. Unas de éstas es la historia familiar de la enfermedad inflamatoria intestinal como uno de los principales factores de riesgo, informó el doctor Victor Manuel Paz Flores, gastroenterólogo y endoscopista del Servicio de Endoscopía del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, del IMSS.

 

Dijo que hasta ahora no se puede prevenir la enfermedad porque se ignora aún el factor etiológico (causa), por lo que se llevan a cabo algunos estudios genéticos para reconocer algún componente que sugiera la probabilidad de presentar la enfermedad, que afecta por igual a hombres y mujeres.

 

Cuando prevalece alguna complicación, los pacientes pueden ser candidatos a cirugía, precisó el gastroenterólogo, quien advirtió que a largo plazo (enfermos con más de 10 años de evolución), tienen mayor predisposición a desarrollar cáncer de colon.

 

El también endoscopista del IMSS recomendó estar pendientes de algunos síntomas (diarrea con moco y sangre) si en la familia hay antecedente de colitis ulcerativa, no automedicarse,  evitar irritantes y acudir a su clínica correspondiente para recibir atención médica si se presenta el problema, para diagnosticar el padecimiento en forma temprana. 

 

Comentó que la sintomatología es variada, puede ser gradual u ocurrir repentinamente: comúnmente incluye diarrea; rectorragia (eliminación de moco por el recto); tenesmo (necesidad imperiosa de defecar) y dolor abdominal. En los casos más intensos, la fiebre y la pérdida de peso pueden predominar. También pueden padecerla personas mayores de 70 años, añadió el especialista del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

 

El doctor Paz Flores explicó que dentro de la enfermedad inflamatoria intestinal hay dos tipos de padecimientos: colitis ulcerativa crónica inespecífica y la denominada enfermedad de Crohn. En la primera solamente resulta afectado el colon; mientras que en la segunda puede resultar dañada cualquier parte del aparato digestivo, desde la boca hasta la región ano-rectal.

 

Algunos pacientes relacionan el inicio de la enfermedad con el consumo de lácteos, pero no son necesarias dietas específicas; a veces, por la intensidad de los síntomas se debe poner en reposo al intestino. Si son personas hospitalizadas, se les valora para ministrar alimento por la vena (parenteral); o bien alimentación enteral (soluciones preparadas especialmente), cuando el padecimiento está con más actividad y en los casos más graves, finalizó.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

El Dr. Gustavo Lugo Zamudio toma protesta como director del Hospital Juárez de México

En sesión virtual a través de videoconferencia, la Junta de Gobierno del Hospital Juárez de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *