Hablando de cáncer con los hijos.

Algunos padres piensan que sus hijos se preocuparán más, si se les dicen los hechos sobre la situación. Es importante que los padres se den cuenta que los niños no han vivido las mismas experiencias de los adultos y, por lo general, no responderán emocionalmente de la misma forma que ellos. 

El cáncer es un secreto imposible de ocultar. Los niños escucharán conversaciones telefónicas y captarán la ansiedad y la preocupación de sus padres. A menudo, ellos temerán y creerán lo peor, si no tienen información actualizada. El esfuerzo que toma mantener semejante secreto puede robarle al padre o la madre energía valiosa.  
 

Si los niños se enteran del cáncer de uno de sus padres por otra persona —un vecino curioso o un compañero de clases que escuchó a otras personas hablando— puede disminuir la confianza que debe existir entre padres e hijos. Si los niños piensan que sus padres están siendo imprecisos o que están tratando de ocultarles algo, se les hará difícil creer que les están diciendo la verdad.  
 
Por consiguiente, es mejor si los padres aprenden cómo comunicarle esta información sinceramente, pero de una forma que les permita a los niños entender y participar en la situación.  
 
El otro peligro que encierra el mantener el cáncer en secreto es que el niño puede asumir erróneamente que lo que sea que está sucediendo es demasiado terrible para hablar de ello. Esto puede llevar al niño a sentirse aislado de la familia. Por lo tanto, el deseo natural de los padres de proteger a sus hijos algunas veces sólo hace las cosas más difíciles. Los padres saben que es imposible proteger a sus hijos de todo lo estresante de la vida y que su trabajo es enseñarles cómo enfrentarse a estos retos.  


Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Dr. Gustavo Bustillo Armendáriz – Bio Profesional.

Gustavo Bustillo Armendáriz es Químico Farmacéutico Biólogo por la Universidad La Salle. Tiene experiencia de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *