Noticias

Menores reciben implante coclear en hospitales del sector salud.

El Programa de Tamiz Auditivo Neonatal e Intervención Temprana, continúa en marcha en la Secretaría de Salud, lo que les permite a los niños que estaban destinados a sufrir sordera profunda, recuperar la audición, desarrollar su lenguaje y con ello incorporarse a las actividades de la sociedad.

 

El Consejo Nacional para las Personas con Discapacidad (CONADIS) anunció que esta intervención médica se practica a los recién nacidos con hipoacusia congénita, que es la disminución de agudeza auditiva o sordera.

 

Uno de los objetivos del Programa de Tamiz Auditivo Neonatal e Intervención Temprana en detectar ese padecimiento en los menores de 28 días de nacidos, a través de una prueba de tamizaje%u201D; señalo el Coordinador del Programa, Jorge Cruz Molina.

 

Explicó que previo a la colocación del implante coclear, los menores con disminución de agudeza auditiva, se deben evaluar por un audiólogo antes de los tres meses de edad, de confirmarse la hipoacusia, ingresa al Programa de Intervención Temprana de Terapia Auditiva Verbal y Auxiliar Auditivo antes de los 6 meses de edad para poder usar el auxiliar auditivo. Si no responde a este tratamiento, se convierte en candidato para un implante coclear.

                                                                                                              

Después de recibir el implante coclear, el paciente debe continuar con una terapia auditiva verbal con el objetivo de que aprenda a escuchar y a hablar de manera normal.

 

El implante coclear es una técnica de vanguardia que permite recobrar el sentido del oído en aquellas personas que nacen con sordera profunda.

 

Está indicado para aquellas personas que nacen con sordera profunda y consiste en colocar una prótesis que hace las funciones del oído interno, al mandar señales al cerebro que reconozca los sonidos. Una vez hecha la cirugía, comentó, el paciente requiere un seguimiento interdisciplinario que permita su completa rehabilitación.

 

Este programa opera en 11 de los 32 estados de la república. Los implantes se llevaron a cabo en el Instituto Nacional de Pediatría, Hospital Infantil de México %u201CDr. Federico Gómez%u201D y el Instituto Nacional de Rehabilitación.

 

Se estima que en México tres de cada mil recién nacidos presentan discapacidad por hipoacusia debido a que no se detectan ni atienden con oportunidad, y esa falta de audición conlleva un inadecuado desarrollo del lenguaje oral y la imposibilidad de aprender a leer y escribir.

 

Normalmente los padres de familia se dan cuenta que su hijo presenta este padecimiento cuando ya tiene dos años de edad en promedio, perdiendo con ello un tiempo irrecuperable para su habilitación.

Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

Related Articles

Back to top button