El 80 por ciento de los pacientes con cáncer mueren por no realizarse un diagnóstico a tiempo.

En México, más de 80 por ciento de los pacientes que acude a un hospital con cáncer, muere dos años después del diagnóstico, debido a que solicitan atención médica en estadíos muy avanzados, lo que desfavorece su recuperación, afirmó Francisco Mario García, jefe de la Unidad de Oncología del Hospital Juárez de México. 

 

Comentó que la Unidad de Oncología del Hospital Juárez, ha presenciado miles de vidas que se pierden cada año a causa del cáncer, por lo que es necesario hacer una campaña informativa dirigida a la población, ya que es una enfermedad que tiene una esperanza de vida mayor.

 

El paciente con cáncer en fase terminal, no sólo tiene síntomas físicos, sino también emocionales, por lo que es fundamental que cuente con el cuidado paliativo integral que proporcione tanto a la familia como al enfermo, la información necesaria para morir de manera digna.

 

En ese sentido se deben alcanzar todas las esferas sociales del país, ya que esto determina la educación y sensibilización ante los servicios médicos. En países de primer mundo, comentó Francisco García, el paciente oncológico acude a revisión periódicamente obteniendo así una enorme posibilidad de curación o por lo menos una sobrevida a largo plazo.     

 

Explicó que el enfermo terminal es aquel individuo que tiene un diagnóstico de alguna enfermedad reconocida, progresiva, irreversible e incurable, en la que el tratamiento únicamente es paliativo, porque morirá en un lapso aproximado de seis meses.

 

El tratamiento paliativo es el brazo derecho de la Bioética y es fundamental para el paciente al final de la vida porque reduce el sufrimiento físico y emocional, aseguró el especialista.

 

El cuidado paliativo incluye la práctica de la tanatología a fin de obtener la mejor calidad de vida, controlar los síntomas y reevaluar de la muerte como proceso normal, no acelerarla ni posponerla y así, obtener un tratamiento activo del dolor.

 

Insistió en que un paciente en fase terminal debe recibir atención tanatológica para que tolere la verdad acerca de su enfermedad, sepa manejarla y disfrute lo mejor del resto de su vida.

 

Finalmente agregó que el paciente en fase terminal debe contar con todo un equipo multidisciplinario con asistencia domiciliaria para asimilar la pérdida, comprenda la enfermedad y así acepte de la mejor manera el proceso de la muerte, es decir, no puede haber bioética sin tanatología.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Especialistas promueven terapia combinada en pacientes para HAP con el fin de evitar progreso acelerado de la enfermedad

Pulmon.mx.– Considerando que en México hay una necesidad puntual y urgente de ampliar la cobertura …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *