Inicio / Noticias / El estrabismo, pérdida del paralelismo de los ojos

El estrabismo, pérdida del paralelismo de los ojos

Sufrimiento fetal, infecciones, tumores y traumatismo, algunos de los factores  
 


El estrabismo es la pérdida del paralelismo de los ojos. Los dos ojos no miran al mismo sitio, uno de ellos dirige la mirada al objeto que fija, mientras que el otro se desvía en otra dirección. Esta enfermedad afecta al 4 por ciento de los niños menores de seis años, es decir, a casi 600 mil pequeños en México.  


Los dos ojos se encuentran afectados por el estrabismo, empero el ojo dominante presenta mejor agudeza visual y el otro puede presentar cierto grado de ambliopia, menos agudeza visual.  


Tipos de estrabismo  


Si el ojo no dominante se encuentra en una posición interna al centro óptico se denomina estrabismo convergente, si externa a este centro se le llama estrabismo divergente si es superior o inferior se denomina, estrabismo vertical.  
 
La desviación puede ser grande y entonces constituye un defecto estético llamativo, pero puede haber casos donde la desviación es muy pequeña y no se aprecia. Este tipo de estrabismo compensado (o “foria”) puede pasar desapercibido, pero puede crear los mismos problemas de visión que las grandes desviaciones.
 


Las posibles causas  



  • Existe un factor hereditario, a veces asociado a diversas causas, como sufrimiento fetal, infecciones, tumores, traumatismo, factores emocionales, etc.
  • Cuando se produce una excesiva acomodación para mantener nítida la imagen lo que puede provocar una convergencia excesiva, ésta se corrige total o parcialmente con gafas, y no necesita de intervención quirúrgica.
  • Sin embargo no existe causa única, se produce por la unión de varios factores, unos conocidos, y otros aún no han podido determinarse.
 

Síntomas  



  • Posiciones anormales de la cabeza, desviaciones, inclinación, tortícolis.
  • Mal cálculo de las distancias y relieves, pérdida de visión binocular.
  • Desviación de un ojo, pérdida del paralelismo de los ojos.
  • Disminución de la agudeza visual de un ojo respecto al otro (Ojo vago o ambliopía).
  • Una persona adulta con un desarrollo completo de la visión, que presenta un estrabismo de causa paralítica o mecánica verá el mismo objeto en dos posiciones distintas a esto se denomina visión doble o diplopia.
  • Los niños en periodo de desarrollo visual, ante la visión de un objeto en dos posiciones distintas van a responder con la supresión de la visión de uno de los dos ojos, de esta manera no van a ver doble y pueden desarrollar un ojo vago.
  • El oftalmólogo valora el ángulo de estrabismo con la utilización del denominado test de la oclusión o cover test y de la ayuda de prismas.
 

Tratamientos  


De acuerdo con la valoración de un médico oftalmólogo, algunos casos de estrabismo pueden curarse con diversos tratamientos y otros con intervención quirúrgica.  



  1. Tratamiento médico: corrección óptica, gafas, oclusiones con parches, cristales especiales, ejercicios musculares, para intentar recuperar la visión del ojo vago y mejorar la acción de los músculos.
 
 


  1. Tratamiento quirúrgico: La cirugía se puede hacer sobre varios músculos del ojo, de uno sólo o de los dos; y podrá efectuarse a veces sin tener que recurrir al ingreso y la anestesia general.
 

Medidas de prevención:  


Los recién nacidos deben ser revisados por un oftalmólogo desde su nacimiento, ya que el desarrollo de la función visual se presentara en los primeros meses de la vida. 


Un niño con estrabismo, llamativo o no, deber ser diagnosticado  y tratado para poder valorar las causas que lo producen y evitar o tratar la ambliopía y descartar patología ocular asociada, como cataratas, lesiones retinianas inflamatorias o tumorales, así como enfermedades del sistema nervioso central.  

Acerca Redacción

También te puede interesar

Funsalud realizó el webinar Impactos del Sistema de Salud y la Pandemia en Pacientes Diabéticos

La Fundación Mexicana para la Salud (Funsalud) y CHINOIN Productos Farmacéuticos realizaron el webinar Impactos …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *