Ésta es la historia de Benjamín.

Tengo 76 años y estoy con un pie en la tumba y el otro sobre una cáscara de banana, pero la vida es una fiesta y hay que disfrutarla.

En 1998, cuando era un joven de 70 años, me informaron que tenía un bulto en el pulmón izquierdo. Después de algunos exámenes y una biopsia por punción, me dijeron que era un tumor canceroso. Después de consultar a un médico internista, un neumonólogo, un cirujano cardiotorácico y un oncólogo (desearía que todos tengan un grupo de médicos y enfermeras tan maravilloso como el mío), se decidió que la quimioterapia y la cirugía eran lo más indicado para mí. Y eso fue lo que se hizo.

En enero de 2002, se descubrió que tenía un tumor en la parte superior del pulmón izquierdo. Una biopsia indicó que era canceroso. Esta vez la quimioterapia y la radiación fueron los tratamientos recetados y eliminaron el tumor de manera exitosa. 

Digo esto porque sé de qué estoy hablando. No dejes que el cáncer termine con tu vida. Afróntalo con fe y con humor, y decide sobrevivir y disfrutar todo el tiempo que te quede en esta tierra llena de vida. Todos moriremos tarde o temprano, lo que debemos enfrentar, conquistar y controlar es la vida.

La fe es una fuerte aliada que debemos tener siempre en cuenta. El humor es el lubricante para una vida placentera, tanto para ti como para los que te rodean. La determinación es luchar por conseguir cada momento de goce que la vida tiene para ofrecer. No dejes que nadie te “arruine la fiesta”.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

El Dr. Gustavo Lugo Zamudio toma protesta como director del Hospital Juárez de México

En sesión virtual a través de videoconferencia, la Junta de Gobierno del Hospital Juárez de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *