Inicio / Cancerdemama.mx / Cuando el cáncer de mama regresa…

Cuando el cáncer de mama regresa…

El mayor riesgo de recurrencia  en las mujeres menopáusicas con cáncer de mama temprano ocurre  dos años después de  la cirugía y siguen en alto riesgo alrededor de 5 años.  Anastrazol reduce en un 24% el riesgo de recaída


   Cada año, aproximadamente 1.1 millones de mujeres son diagnosticadas por primera vez con cáncer de mama a nivel mundial y cerca del 75% de los casos ocurren en mujeres posmenopáusicas.


  Cuando a una mujer se le diagnostica cáncer de mama temprano y positivo a receptores  hormonales, el tratamiento estándar involucra la extirpación quirúrgica del tumor seguida por tratamientos hormonales adicionales, tales como el anastrozol, el único inhibidor de aromatasa para reducir en un 24% el riesgo de que recurra el cáncer. 


  Mientras la mayoría de los tumores en la etapa temprana pueden ser extirpados con cirugía, esto no necesariamente significa que la paciente esté %u2018curada%u2019. Sin tratamiento adicional, es probable que el cáncer recurra. La principal meta del tratamiento para el cáncer de mama temprano es prevenir su recaída, lo cual es imperativo para salvar vidas. Existen tres tipos de recaída de esta enfermedad: local, contralateral y distal:


  La recaída local es cuando el cáncer regresa en la misma mama donde apareció por primera vez, o en la piel y los tejidos subyacentes donde solía estar la mama (el área operada).


  El cáncer también puede volver en la mama opuesta al sitio inicial; esto se denomina recaída contralateral.


  La recaída distante o distal es cuando el cáncer se esparce a otras partes del cuerpo, como serían los pulmones o los huesos, en forma de %u2018tumores secundarios%u2019 o %u2018metástasis distales%u2019. El cáncer que se ha desarrollado de esta manera se conoce como cáncer de mama avanzado o metastásico.
  La recaída de la enfermedad también es devastadora en el plano emocional %u2013 tanto para la paciente como para su médico. Una encuesta reciente demostró que más de tres cuartos de los médicos (el 78%) creen que decirle a una paciente que su cáncer de mama ha vuelto es peor que dar el diagnóstico inicial de cáncer de mama temprano.

¿Cómo pueden las mujeres prevenir la recaída del cáncer de mama?


  La mejor oportunidad para protegerse contra la recaída es comenzar un tratamiento con la terapia adyuvante más efectiva en el momento del diagnóstico. 


  Los datos de seguimiento del estudio ATAC (ARIMIDEX, Tamoxifen, solos o en combinación) uno de los estudios clínicos de mayor duración (100 meses) y más extensos del mundo de mujeres con cáncer de mama temprano posmenopáusico, encontró que en comparación con el tamoxifeno, el anastrozol reduce significativamente el riesgo de recaída en un 24%; Mejora la sobrevida libre de la enfermedad en un 15%, además de reducir el riesgo de las metástasis distales (presencia de tumores en cualquier otra parte del cuerpo) en un 16% y la incidencia del cáncer de mama contralateral (cáncer en el otro seno) en un 40%.


  El beneficio del anastrozol sobre el tamoxifeno en la prevención de la recaída del cáncer de mama sigue aumentando con el tiempo %u2013 hasta cuatro años tras terminar el tratamiento, también conocido como el efecto sostenido.
  Por ello, prescribir anastrozol desde el comienzo significa que menos mujeres tienen que recibir la devastadora noticia de que su cáncer de mama ha recurrido.

¿Qué es el estudio ATAC?


El estudio ATAC (ARIMIDEX, Tamoxifen, solos o en combinación) es uno de los estudios clínicos más extensos y de mayor duración en mujeres posmenopáusicas con cáncer de mama temprano. El estudio ATAC está diseñada para investigar la eficacia y tolerabilidad comparativa de dos terapias adyuvantes: anastrozol y tamoxifeno. 


  El análisis más reciente de 100 meses del estudio ATAC refuerza la superioridad significativa del anastrozol sobre el tamoxifeno en la reducción del riesgo de recurrencia del cáncer de mama y del aumento de la sobrevida sin la enfermedad  en mujeres posmenopáusicas con la enfermedad temprana y positiva a receptores hormonales. Estos datos más recientes también demuestran que, incluso tras aproximadamente cuatro años de haber completado el tratamiento, la reducción absoluta en el riesgo general de recaída de la enfermedad continúa aumentando con el anastrozol en comparación contra el tamoxifeno
 
Referencias


1. Parkin, D.M., E. Laara, y C.S. Muir, Estimaciones de la frecuencia mundial de los dieciséis cánceres principales en 1980 (Estimates of the worldwide frequency of sixteen major cancers in 1980). Int J Cancer 1988; 41(2): 184-97.

2. Breastcancer.org. El papel de las hormonas en el tratamiento del cáncer de mama (What role do hormones play in breast cancer treatment). Disponible en http://www.breastcancer.org/treatment/hormonal/what_is_it/hormone_role.jsp. (Último acceso en octubre de 2008).


3. Saphner T, Tormey DC, Gray R. Tasas anuales de riesgo de la recurrencia del cáncer de mama tras la terapia primaria (Annual hazard rates of recurrence for breast cancer after primary therapy). J Clin Oncol 1996; 14(10): 2738-46.


4. Grupo de Sujetos de la prueba ATAC (The ATAC Trialists%u2019 Group). Perfil comprensivo de los efectos secundarios del anastrozole y del tamoxifen como tratamiento adyuvante para el cáncer de mama de etapa temprana; análisis de seguridad a largo plazo de la prueba ATAC (Comprehensive side-effect profile of anastrozole and tamoxifen as adjuvant treatment for early-stage breast cancer: long-term safety analysis of the ATAC trial). Lancet Oncology 2006; 7(8): 633-643.

Acerca Redacción

También te puede interesar

AHF México invita a su sesión en vivo, previa al Día Mundial del Sida

La organización mundial con trabajo en prevención, detección y tratamiento VIH y sida AHF, Aids …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *