Cirugía transcraneal, la mejor opción para el tratamiento de acromegalia

En el Hospital de Especialidades del CMN La Raza se atiende a 200 personas al mes, con este padecimiento.
 
La acromegalia es un trastorno clínico poco conocido, que se caracteriza por la sobreproducción de la hormona del crecimiento, formando un tumor benigno en la glándula hipófisis, que afecta principalmente al aparato cardiovascular aumentando la presión arterial; puede llegar a generar cardiomegalia (crecimiento del corazón) y por consecuencia, la muerte.
 
El doctor Manuel Vadillo Buenfil, encargado del Departamento de Endocrinología del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional (CMN) La Raza, dijo que el tratamiento para erradicar por completo el tumor es mediante una operación, cuya técnica dependerá del tamaño del mismo.
 
“Si el tumor es pequeño, la cirugía se realiza por debajo del labio hasta llegar a la hipófisis; si es grande se efectúa transcraneal, es decir, se abre el cráneo para quitar el tumor de la glándula hipófisis (donde se produce la hormona del crecimiento)”, explicó el especialista.
 
El padecimiento se manifiesta a partir de los 20 años, comienzan a engrosar los tejidos blandos de la nariz, labios, manos, pies e incluso existe sudoración excesiva. Actualmente, en el Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional La Raza, se atiende a 200 personas al mes.
 
Para diagnosticar si una persona sufre acromegalia, se le realiza una tomografía o una resonancia magnética y la llamada “curva de tolerancia a la glucosa”, un estudio para determinar si los niveles de la hormona del crecimiento son altos por el azúcar.
 
El endocrinólogo Vadillo Buenfil señaló que existe un tratamiento alternativo con fármacos (análogos hormonales) como somatostatina y ketoconazole, que ayudan a controlar la sobreproducción de la hormona del crecimiento; sin embargo, la cirugía es la mejor opción para quitar por completo el tumor.
 
Asimismo alertó que pasar desapercibida la enfermedad y no atenderse correctamente, puede desencadenar consecuencias importantes como disminuir entre 5 y 20 años la esperanza de vida de quien la padece.
 
Otras complicaciones que puede generar son que el azúcar no sea metabolizada correctamente, por lo que el paciente llega a desarrollar diabetes mellitus; mientras que en el intestino grueso aparecen neoplasias o tumores benignos que llegan a sangrar y requieren de tratamiento.
 
“Una vez detectada la enfermedad y realizado el tratamiento, en el Seguro Social se realizan criterios de evaluación posteriores a la operación para identificar si está totalmente erradicado el tumor”, apuntó el especialista.
 
Finalmente, indicó que los pacientes están en constante vigilancia y son evaluados cada mes en el Hospital General de Zona que les corresponde para que, en caso de haber reincidencia, ser atendidos de inmediato.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Mañana inicia aplicación de segunda dosis de vacuna contra Covid-19 en 5 alcaldías de la CDMX

DiariodelaCiudad.mx.- Como parte de la Fase 7 del Plan Nacional de Vacunación en la Ciudad …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *