Inicio | Noticias | Especialidades | Genética | Psoriasis: enfermedad autoinmune y genética de la piel

Psoriasis: enfermedad autoinmune y genética de la piel

Por
Psoriasis: enfermedad autoinmune y genética de la piel

La mayoría de las personas son mal diagnosticados y tras el avance de la enfermedad su condición puede llegar a ser discapacitante.

Álvaro descubrió hace 20 años que en su cuero cabelludo aparecían pequeñas escamas que no se quitaban con los productos básicos de limpieza corporal. Mientras los doctores aseguraban que su caso se trataba de una dermatitis, las lesiones seguían creciendo junto con la incomodidad y angustia del paciente.


Ahora, a sus 37 años de edad fue revisado por tres médicos que dieron diagnósticos y tratamientos distintos sin que alguno funcionara. Incluso consideró someterse a alternativas que poco tenían que ver con la medicina, hasta que el último doctor que lo examinó determinó que tenía un raro padecimiento genético conocido como psoriasis.


El caso de Álvaro es significativo de las personas con este padecimiento, que en su mayoría son mal diagnosticados y tras el avance de la enfermedad su condición puede llegar a ser discapacitante.


De acuerdo con la doctora Gladys León Dorantes, jefa de la Clínica de Psoriasis del Hospital General de México, este padecimiento crónico, inflamatorio, incurable y autoinmune (las células del sistema inmune atacan al propio organismo) afecta la piel al producirle lesiones que tienden a agrietarse y sangrar.


A decir de la experta, la psoriasis afecta a 125 millones de personas alrededor del mundo, mientras que en México sólo al 2 por ciento de la población total. De igual forma, recalcó que aunque tiene mayor incidencia entre los 15 y los 25 años puede presentarse a cualquier edad y sin distinción de género.


Aunque no conocen fehacientemente las causas de la psoriasis %u2013dijo-- hasta ahora se ha podido determinar que existe predisposición genética; así como factores ambientales como el estrés, clima seco, frío y el consumo excesivo de alcohol.


Los síntomas principales son manchas de piel gruesa, roja o inflamada, cubiertas por escamas plateadas, conocidas como placas, que pueden aparecer en cualquier parte del cuerpo y suelen causar picazón y dolor.


Estas placas están formadas por la infiltración de linfocitos (controladores de la respuesta inmune del organismo) que secretan citocinas (proteínas que regulan la función celular) en la parte superior de la piel; los cuales a su vez estimulan la proliferación acelerada de células epidérmicas.


León Dorantes señaló que la psoriasis puede brotar en cualquier parte del cuerpo, aunque las primeras apariciones suelen tener mayor frecuencia en el cuero cabelludo, rodillas, codos, espalda baja, manos, pies e incluso en las uñas y articulaciones.


A este respecto afirmó que entre 10 y 30 por ciento de los pacientes desarrollan artritis psoriásica, por lo que presentan también dolor, rigidez e hinchazón en las articulaciones y la zona adyacente.

 

Tipos y tratamiento

 

En función de la zona que cubra, esta enfermedad se clasifica en severa (más del 10 por ciento del cuerpo), moderada o leve. Además de que existen diferentes tipos: de placa, goteada, pustulosa, invertida y eritrodérmica. Esta última es la menos común, pues se manifiesta como manchas grandes e irritadas que causan comezón y dolor conforme enrojecen y cambia la piel.


En tanto, la psoriasis de placa es la más frecuente y está caracterizada por lesiones cutáneas con base roja y una superficie llena de escamas plateadas; mientras que en la goteada las heridas tienen esta forma y aparecen en el tronco y las extremidades.


En la psoriasis invertida las manchas son lisas y rojas, que pueden aparecer en los pliegues de la piel próximos a los genitales, bajo los senos o en las axilas. Por su parte en la pustulosa brotan ampollas llenas de pus, que pueden ser generalizadas o estar rodeadas de dermis enrojecida.


De acuerdo, con la jefa de la Clínica de Psoriasis del Hospital General de México, para el diagnóstico de este padecimiento es necesaria la realización de una biopsia, pues en la exploración física puede confundirse con la dermatitis, alergias o algunas enfermedades causadas por hongos.


En cuanto al tratamiento, aseguró que hoy en día existe en México un nuevo medicamento conocido como Ustekinumab, que actúa sobre las proteínas interlucina-12 e interlucina-23 implicadas en el proceso inflamatorio y el desarrollo de la psoriasis.

 

Etiquetado como:

No hay etiquetas en este artículo
  • Enviar a amistad Enviar a amistad
  • Imprimir Imprimir
  • Texto sin formato Texto sin formato