Noticias

Más del 5 por ciento de la población padece asma.

El asma es un padecimiento crónico inflamatorio de las vías respiratorias, que afecta a más del 5 por ciento de la población y se ubica entre las 10 principales causas de utilización de servicios de salud, especialmente de urgencias y consulta externa, informó Margarita Fernández Vega, neumóloga del Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER).

 

Precisó que durante la temporada invernal los casos de crisis asmáticas se incrementan hasta en un 30 por ciento en comparación con otras épocas del año, por lo que recomendó a las personas con este padecimiento adoptar medidas preventivas como evitar cambios bruscos de temperatura, abrigarse bien, cubrir nariz y boca, pero sobre todo, vacunarse contra la influenza.

Existen factores hereditarios que influyen en el desarrollo de esta enfermedad, aunado a la exposición de los desencadenantes, entre los que se encuentra: polen, pelo de animales, polvo y contaminación, entre muchos otros.

Esta enfermedad  es más común durante la infancia, sobre todo en varones, situación que cambia durante la vida adulta, donde se registra con mayor frecuencia en las mujeres, sin embargo, también se llega a diagnostica en los mayores de 60 años y se le conoce como asma tardía.

La especialista indicó que los principales síntomas son tos, sobre todo por las noches, falta de aire y silbidos, estos últimos son ocasionados por la inflamación de los bronquios, lo que limita el paso del aire a los pulmones.

Fernández Vega precisó que a pesar de que esta enfermedad es incurable se puede controlar de forma efectiva, ya que se cuenta con efectivos medicamentos inhalados y broncodilatadores.

%u201CEl 80% de los pacientes asmáticos pueden lograr un adecuado control de su enfermedad, lo que se traduce en una mejor calidad de vida%u201D, dijo.

Subrayó que es un mito que las personas asmáticas estén limitadas para realizar ciertas actividades, con un buen control médico pueden tener una vida normal, inclusive realizar actividad física, sin problema.

Comentó que el INER cuenta con una Clínica de Asma, es unidad de alta especialización donde participan un grupo de especialistas en diferentes disciplinas como neumólogos, otorrinolaringólogos, pediatras, inmunólogos, trabajadores sociales, psicólogos y personal de enfermería, quienes brindan atención integral a estos pacientes.

 

Esta clínica lleva  a cabo reuniones mensuales para pacientes y familiares en las que  se les informa las medidas preventivas que debe tener la persona asmática para evitar recaídas de la enfermedad.

 

Además desarrollan protocolos de investigación básica de farmacología, biología celular y molecular, fisiología en humanos y animales, bioquímica, microbiología, virología y genética.     

Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

Related Articles

Back to top button