Alemtuzumab en el tratamiento de la enfermedad del injerto vs. Huésped

Por Dr. David Gómez Almaguer | Hospital Universitario UANL, Monterrey N.L. México

La complicación más temida en el paciente que recibe un transplante de células hematopoyéticas es la del injerto vs. el huésped (EICH). Las formas leves de esta enfermedad no suelen ser preocupantes ya que sólo causan problemas menores, generalmente en el pie e intestino, sin embargo cuando el daño a órganos blancos como hígado, piel o intestino es mayor, la necesidad de contar con un tratamiento eficaz para esta complicación es esencial. La mayor parte de los médicos que trabajan en transplantes hematopoyéticos aceptan que la falta de una respuesta rápida en el paciente con EICH.

Grave suele ser fatal tarde o temprano, ya sea por las complicaciones directamente causadas por los linfocitos del donar en los tejidos del enfermo o bien por las infecciones secundarias al uso de inmunosupresores y corticoesteroides.

El tratamiento clásico de la EICH se basa en la adición de prednisona o metilprednisolona, en dosis altas, aciclosporina o algún otro inmunosupresor. Los resultados están lejos de ser los ideales.

El alemtuzumab es un anticuerpo humanizado que se dirige contra el antígeno CD52, mismo que se expresa notablemente en la mayoría de los linfocitos maduros normales o malignos.

Este anticuerpo puede producir lisis de los linfocitos mediante citoxicidad dependiente de anticuerpos y potenciada con fijación de complemento.

Con todo lo anterior, resulta sensato pensar en que este medicamento es útil y tiene cabida en el tratamiento de la EICH, además existe evidencia anecdótica en la literatura que apoya su uso.

LACOGH ha iniciado un protocolo con el uso de alemtuzumab en pacientes con EICH aguda grave y que no responden en los primeros días al uso de corticosteroides. Se utilizan dosis bajas (10 mg por día) y vías subcutánea sin suspender la ciclosporina. Los resultados iniciales son alentadores : hemos observado respuesta rápida y sostenida en 4 de ellos. Un paciente falleció, a pesar de haber mejorado de la EICH , por sepsis.

No hemos observado infecciones por CMV, ni complicaciones hematológicas o de otra índole.

Sería ideal aumentar la experiencia inicial, misma que es alentadora y de esta manera nuestro grupo podría tener más contribuciones científicas de relevancia internacional.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Hemofilia, retrasos en diagnóstico durante pandemia

Las Naciones Unidas hicieron un llamado a recordar de nuevo el Día Mundial de la …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *