Los lunares pueden ser signos de alerta sobre cáncer de piel

Por Ady Corona

México, D.F., 18 de agosto (Salud Mundo de Hoy).- Se maneja de manera popular aquello de "quién me cuenta los lunares de la espalda…" y sonará a broma, pero estas manchitas tan insignificantes y a la vez características de toda persona son un parámetro para ver si se es propenso a padecer cáncer de piel.

Todo ser humano posee lunares a lo largo de todo su cuerpo, hay quienes tienen lunares incluso en relieve que son parte de la herencia y la genética, sin embargo hay otros que aparecen de repente, los cuales al ser estudiados son indicativos de una posible aparición de cáncer, debido a los rayos ultravioleta a los que se está expuesto sin protección alguna.

De este modo, cuando se nota que se tienen "nuevas manchitas" que parecen lunares habrá que vigilarlas e identificar si no sufren cambios, que entre los más característicos están: si se intenta partirlos virtualmente a la mitad no quedan del mismo tamaño, asimismo, no tienen definición en sus bordes; hay ocasiones en que la mancha-lunar cambia de color, ya sea tornándose más oscuras o volviéndose azuladas, rojas y hasta rosadas.

Pero no todo queda ahí, también hay que revisar si ese lunar no tiene más de 0.63 centímetros de diámetro y que comience a tener relieve, porque eso indica que algo no anda bien. Hay ocasiones en que el "falso" lunar llega a sangrar al contacto ya sea por roce o por comezón, se llega a formar una llaga que no cierra y puede sentirse áspero al tacto… Todo lo anteriormente mencionado forma parte del autodiagnóstico que uno mismo puede hacerse respecto a su propio cuerpo, por lo que no se debe esperar hasta tener un sangrado del lunar, sino acudir al médico para que éste nos realice los estudios necesarios y precisar de qué tipo de lunar se trata.

Regularmente no se presta a confusión de ninguna índole, porque las mencionadas son características no propias de un lunar normal. No obstante, se recomienda no esperar hasta el grado de tener lunares de reciente aparición y con colores y apariencia extraños, sino tomar las medidas necesarias para evitar que los rayos ultravioleta violenten nuestro organismo, pues por lo regular se asocia el cáncer de piel a la exposición al sol.

Y es que de las 10:00 a las 16:00 es cuando los rayos del sol son más fuertes y lesionan nuestra piel, por lo cual lo más recomendable es utilizar protección solar de factor 15 como mínimo, aunque lo deseable es aplicarse uno de mayor grado, media hora antes de exponerse al sol y reaplicarlo cada dos horas; en caso de que se sude mucho o se tenga necesidad de estar en el agua, es mejor utilizarlo con mayor frecuencia.

De igual modo, la ropa es un buen protector de nuestra piel, por lo cual se sugiere utilizar ropa de colores claros y no tan delgada para evitar que los rayos lleguen a causar alguna quemadura, aunque también la cabeza, el cuello y nuestro cabello son víctimas del sol, por lo que utilizar un sombrero que pueda cubrirlos es lo más recomendable.

Así que antes de fascinarse por tener un lunar que nunca antes había visto por su piel y tomarlo como algo sexy, asegúrese que no se trata de una manchita engañosa que termine por desencadenar cáncer de piel.

Acerca de Redacción

Equipo de redacción de la red de Mundodehoy.com, LaSalud.mx y Oncologia.mx

También te puede interesar

Yoga for Smiles invita a practicar yoga por una buena causa

Por tercer año consecutivo, Smile Train promueve la campaña Yoga For Smiles 2021para celebrar el …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *